Nintendo ganó demanda y ya no habrá Mario Kart real en Japón

Japón tendrá que decirle adiós a sus populares carreras de Mario Kart en la vida real, todo porque a Nintendo no le pareció que usaran su nombre para hacerse de una lanita. ¡Qué aguafiestas y envidiosos! 

Desde hace un tiempo, la empresa MariCar puso a los amantes de Mario Kart un atractivo en Japón, donde los jugadores podían sentirse parte de este clásico de Nintendo en donde el objetivo es ser el primero en llegar a la meta, sin importar si pones bananas, lanzas rayos o aplastas a todos en el camino.

nintendo-gana-demanda-maricar-mario-kart-tokio

Sin embargo, cuando Nintendo se enteró de esto pegó el grito en el cielo, por lo que decidió demandar a la compañía nipona por violación a la propiedad intelectual. Este 27 de septiembre, el Tribunal de Distrito de Tokio emitió el fallo a favor de la gran N, por lo que ahora MariCar deberá parar sus actividades con los personajes de Nintendo y además tendrá que desembolsar 89 mil dólares por daños. 

Aunque este no es solo el único problema en el que se vio envuelto MariCar, pues sus carreras provocaron accidentes en los que salieron heridas varias personas.

Sin embargo y pese a los detalles, MariCar continúa ofreciendo sus servicios a los turistas, que permite que viajen por todo Tokio (lo cual suena increíble) en autos de carreras disfrazados de cualquier personaje como tigres, pandas y hasta Minions… pero debemos reconocer que su fuerte eran Yoshi, Mario, Wario, Peach y toda la familia de Mario Kart.

¿Por qué el mame con Mario Kart?

Porque resulta que es uno de los títulos más importantes de Nintendo y el que seguramente será el motivo de la Tercera Guerra Mundial. 

Mario Kart no es solo un videojuego, sino que se trata de una serie de varios títulos. El primero de ellos, Super Mario Kart, fue lanzado al mercado en 1992 para la consola Super Nintendo, siendo un éxito tanto comercial como en críticas.

Hasta el momento han salido seis títulos para videoconsolas de sobremesa, tres para consolas portátiles y cuatro para arcade… aunque no las cuentan (chafas).

Comentarios