Mundo

Poca memoria y lenguaje: uso de teléfonos disminuye capacidades de los niños

En algún momento lo hemos visto: papás o mamás que dejan a sus peques entretenerse con una tableta o un teléfono mientras comen y su uso se prolonga por horas.

Sin embargo, lejos de la idea sobre los beneficios del uso de los teléfonos inteligentes, un estudio en Reino Unido reveló que los niños que pasan más de dos horas al frente de las pantallas tienen menos capacidades cognitivas que quienes las utilizan en menor medida.

Y tal vez esto nos remite un poco a lo que se decía de la televisión: estudios recomendaban que las personas debían permanecer al frente del televisor durante pocas horas, por aquello de las consecuencias en la salud de los televidentes.

En estos tiempos de tabletas, teléfonos inteligentes y la necesidad de contar con uno de ellos, la revista Lancet Child and Adolescent Health publicó el estudio “Dormir más y limitar el tiempo de pantalla puede mejorar las capacidades de los niños”, en el que expone que los niños y niñas que pasan más de dos horas, al día, utilizando una tableta o un teléfono inteligente tienen menos memoria, un lenguaje de menor calidad y problemas para concentrarse.

Los contras

Este estudio fue realizado por investigadores del Instituto CHEO, la Universidad de Ottawa y Carleton University, que analizaron los casos de cuatro mil 520 niños y niñas, de entre ocho y once años de edad.

Y, ¿cuál fue el país donde se enfocó la investigación? Estados Unidos.

Según el estudio, la mitad pasaba 3.6 horas utilizando un celular, computadora, tableta o televisión.

Y sólo el 51% duerme “bien” —lo que repercute en su desempeño, pues las pocas horas de sueño inciden en su cotidianidad—, el 37% pasa menos de dos horas utilizando estos aparatos y únicamente el 18% práctica una actividad física, durante una hora diariamente.

Luego, en las pruebas congnitivas sobre memoria, concentración y lenguaje, los resultados arrojaron que existe un vínculo entre el número de horas invertidas en las pantallas, el sueño y su desarrollo cognitivo.

El impacto de la luz de las pantallas y la actividad en línea inciden en los mismos aspectos, concentración, memoria y lenguaje.

Finalmente, de acuerdo con los expertos, es necesario que los niños y las niñas pasen menos de dos horas ante las tabletas, teléfonos celulares, computadoras y —como siempre— la televisión, pues los estímulos congnitivos se encuentran también en otras experiencias, como la lectura, la actividad física y la socialización entre niños y el buen descanso.

Así que ojo, antes de prestarle una tablet o un teléfono celular a tu hijo o hija para que sólo pase el rato, considera que puedes incentivar sus habilidades y capacidades mediante otras actividades. O con los mismos medios, pero controlado.

**Foto de portada: Pexels.

Comentarios