30 Seconds To Mars nos habla de su innegable amor a México

Este 2018 se cumplen veinte años de la formación de 30 Seconds To Mars, la banda comandada por el también actor Jared Leto, que junto con su hermano Shannon, ha atravesado por diferentes facetas musicales. La más reciente de ellas ha sido America, su quinta placa discográfica con la que regresarán a la CDMX este año. Por ello tuvimos la oportunidad de platicar con Jared, quien nos contó más a fondo la manera en la banda se re-descubrió con America, su innegable amor por México y la aventura que ha sido pertenecer a una banda musical que sigue vigente. 

En 1998, cuando los hermanos Leto presentaron formalmente a 30 Seconds To Mars, la agrupación estaba compuesta por cuatro integrantes: Jared y Shannon Leto, el bajista Matt Wachter y el guitarrista  Solon Bixler, quien más tarde sería reemplazado por Tomo Milicevic, mismo que este 2018 se despidió de la banda para convertir a 30STM en un dúo familiar. Sin embargo, eso no parece molestarle al líder de la banda: Creo que al final siempre hemos sido mi hermano y yo. Ambos compartimos las idas y venidas de estar en una gira o viajar por el mundo. Es asombroso estar juntos y nos sentimos muy felices al respecto, muy afortunados y muy agradecidos de poder estar haciendo esto”.

El paso de los años no sólo ha afectado la alineación de la banda, también su estilo musical. Basta con dar un vistazo a canciones como “Capricorn (A Brand New Name)”, de su disco debut homónimo; “The Kill”, del aclamado A Beautiful Lie; “Kings And Queens”, de This Is War; “Up In The Air”, de Love, Lust, Faith and Dreams; o “Walk On Water”, de America, para darse cuenta que Jared Leto y compañía han aprovechado los años para jugar y experimentar con sonidos de varios géneros musicales como el rock, pop y hasta el trap, uno de los más populares de la actualidad.

Aunque el cambio había sido gradual en sus primeros discos, sin duda America, es el disco que rompe con brutalidad los esquemas de la banda que parecían establecidos. Y no sólo por el ritmo de las canciones que vienen en él, también por su lírica y los notables tintes políticos inspirados en la era de Donald Trump que podemos encontrar en éste. Jared Leto afirma que una de las premisas para este álbum fue evaluar el futuro de los Estados Unidos: Considero que estamos en un tiempo de inestabilidad, pero también en uno de oportunidades en donde podemos comenzar a hacernos grandes preguntas sobre el futuro que buscamos para poder construir el país que queremos”. 

Pero este disco no sólo es una carta abierta a los ciudadanos estadounidenses sobre el panorama que vive su país actualmente, también es una declaración de respeto y amor a México por parte de los hermanos Leto:

En México saben lo mucho que los respetamos, los admiramos y los apreciamos. Creo que es importante tener buenos vecinos y México ha sido una pieza importante, ayudándonos a ser un país del que estamos orgullosos de pertenecer: Estados Unidos. Creo que debemos comenzar a construir más puentes y menos muros, celebrando estar unos con otros. Mi hermano y yo somos grandes fans de México, amamos pasar tiempo ahí, tocar ahí. Vivimos en Los Ángeles, un lugar con una gran influencia mexicana. México es una parte esencial de la cultura que nos rodea y de nosotros mismos. 

Esta quinta placa de estudio es una crítica abierta a lo bueno, malo y feo del país vecino, dando a conocer todo lo que los ciudadanos de Estados Unidos piensan e incluso, buscan en internet. Sin embargo y como todo, también alberga una parte personal de Jared Leto, la cual según sus palabras es la evolución y el re-descubrimiento de 30 Seconds To Mars a través de nuevos sonidos: “Creo que este álbum es una evolución, creo que refleja nuestra faceta más pop en la que exploramos nuevos territorios musicales, lo cual es muy interesante de hacer sobre todo luego de todos estos años de hacer música”

En los últimos años tratando de equilibrar su carrera como actor y su trabajo con 30 Seconds To Mars, Jared ha tenido que dejar su faceta como director, conocido bajo el seudónimo de Bartholomew Cubbins, personaje que ha tenido que desparecer un tiempo de la dirección de los clips de la banda para darle paso a otros nombres como el de Mark Romanek, con quien el músico trabajó para el video “Rescue Me”, uno de los sencillos de America: “Estoy muy ocupado estos días así que tuve que buscar a alguien que pudiera ayudarme y apareció Mark Romanek, uno de los mejores directores del mundo. Fue muy hermoso trabajar con él y juntos logramos hacer un muy buen trabajo”.

Entre otros temas incluidos en este disco, resaltan colaboraciones de artistas como Halsey y A$AP Rocky, a quienes Leto contempló desde un principio y a quienes les pidió participar en las canciones “Love Is Madness” y “One Track Mind”, respectivamente.

Aunque sabe de antemano con qué artistas le gustaría colaborar cuando se trata de una canción nueva, lo que es un hecho es que el músico todavía no conoce una fórmula exacta para componer canciones: “Es diferente todo el tiempo. A veces depende de la canción, otras de cómo te sientas al respecto. Cada canción tiene sus propias reglas, cada una es diferente”. Aún así ni el ni su hermano parecen necesitar dicha receta, pues de alguna manera siguen logrando que sus canciones sean escuchadas y coreadas por miles de fans en todo el mundo.

Dos décadas después y a pesar de los cambios, 30 Seconds To Mars sigue vigente en la industria musica y en los ojos de todo el mundo, para bien o para mal. Para fortuna de muchos, la agrupación regresará luego de cuatro años de ausencia para ofrecer dos conciertos: uno en la Arena Ciudad de México y otro en el Auditorio Telmex de Guadalajara. Recuerden que pueden conseguir sus boletos a través de Superboletos o en las taquillas de los recintos que les mencionamos.

Ahora que si la crisis les está pegando cañón pero quieren asistir a este conciertazo, no se despeguen de nuestras redes sociales ya que estaremos regalando pases en los próximos días. ¡Luego no digan que no se les avisó!

Comentarios