¡Steve-O lleva 10 años sobrio y hasta participó en un triatlón!

¿Se acuerdan cuando Steve-O aparecía en Jackass y se rompía uno o más huesos del cuerpo haciendo tonterías? Bueno, pues ese hombre loco y divertido sigue con vida, pero hace cosas muy diferentes. Ahora es un hombre saludable que sólo busca sufrir lesiones por propósitos de superación… por extraño que eso parezca.

Nos cuesta difícil creer que esta celebridad lleve 10 largos años sin vicios, pero todo es real. El muchacho, que todavía sigue haciendo de su vida un despliegue de adrenalina, decidió abandonar la típica vida de famoso llena de fiestas con alcohol y otras substancias dañinas, para así dar la bienvenida a maratones en bicicleta y otras actividades deportivas.

Steve-O en un triatlón
Fotografías de Noel Vasquez//Getty Images

Así es, chicos y chicas. En lugar de sumergir su rostro en una montaña de “oro blanco”, como lo haría Tony Montana, Steve-O prefiere ejercitar su cuerpo. De hecho, recientemente compitió en la edición 32 del Nautica Malibu Triathlon, que se llevó a cabo en Los Angeles. Durante el evento, el sujeto nadó 800 metros, corrió más de 27 kilómetros en bicicleta y trotó más de 6 kilómetros alrededor de una playa.

Por si todo eso fuera poco, el triatlón sirvió para recaudar dinero que servirá para investigaciones contra el cáncer en niños. Y uno pensando que todavía se dejaba picar por escorpiones en el trasero para divertirse un rato…

Para conmemorar su logro, el muchacho se tomó una selfie con su medalla y la subió a su cuenta de Twitter, donde dio un breve discurso acerca de lo contento que estaba con su actual estilo de vida.

“No puedo creer lo lejos que he llegado en este viaje de vida… “, dijo Steve-O en un fragmento de su post. “Justo ahora conseguí el décimo lugar en mi división, ¡en el primer triatlón en que participo!”

Hace 10 largos años, Steve-O era conocido por ser ese sujeto al que terminábamos pagando después de apostar a que no se echaba un clavado en aguas residuales. Siempre buscaba una forma de demostrar que era el sujeto más loco y adicto del planeta, por lo que muchos de sus seres queridos (incluyendo a Johnny Koxville) ya estaban preocupados. En algún punto terminó en un centro de rehabilitación donde, por su propio bien, escribió una carta de despedida al alcohol y las drogas.

Y así fue como la celebridad dejó atrás su pasado y ahora se dedica a usar su energía de manera positiva. En cuanto a todas las locas actividades que solía realizar… bueno, tal vez eso todavía forme parte de su vida. Después de todo, las locuras eran su especialidad.

Comentarios