La historia detrás de la misteriosa lápida en forma de iPhone

Internet siempre guarda dentro de sí historias bastante extrañas y, en ocasiones, escalofriantes, aunque en su mayoría son muy interesantes. En esta ocasión, queremos compartir con ustedes el relato de Rita Shameeva, una chica cuyo amor por su iPhone la acompañó hasta la tumba… literalmente.

Esto sucedió en la ciudad de Ufa, en Rusia. Un hombre llamado Rais Shameeva acababa de perder a su querida hija, por lo que usó su dinero para fabricar un detalle muy especial en su honor. La idea era que su lápida representara la afición que esta chica tenía por la tecnología y todo lo que fuera “online”, así que el encargo era, básicamente, la réplica de un teléfono.

Rita Shameeva y su tumba en forma de iPhone

Rita Shameeva y su tumba en forma de iPhoneAsí fue como se ordenó que los restos de la joven fueran sepultados bajo un gigantesco iPhone, que ahora llama la atención de todas las personas que visitan el cementerio. Si tomamos en cuenta que Rita dejó este mundo desde el 2016, entonces es normal pensar que ahora su tumba es más una atracción que una dedicatoria.

Cabe mencionar que este detalle tiene más curiosidades: su altura es de poco más de un metro, además de que hay una foto de Shameeva en la parte frontal del monumento, como si fuera un fondo de pantalla. La parte de atrás está pulida para imitar perfectamente los acabados de vidrio de los dispositivos de Apple e incluso tiene los botones laterales (encendido y volumen) así como una inscripción que dice “iPhone”.

A pesar de que el detalle fue creado con las mejores intenciones, existen personas que toman al enorme teléfono como una falta de respeto. Algunos residentes locales se refirieron a la lápida como “un aparato norteamericano”, así que ya se pueden imaginar que otras cosas se pueden decir.

Rita Shameeva y su tumba en forma de iPhone
Fotografías de ProUral

En cuanto a las causas de la muerte de Rita o los motivos por los que se creó el monumento, no se tiene mucha información, ya que Rais se negó a responder cualquier pregunta hecha por los medios. Sin embargo, existen rumores de que todo fue un encargo a una firma de Siberia, que es conocida por hacer accesorios como este, enfocándose en enviar mensajes “únicos” en honor a sus difuntos.

Sin más que decir, ahora sabemos que, en un lugar del mundo, una chica estuvo pegada a su celular toda su vida e incluso después de eso. Ahora la pregunta es: ¿Nosotros queremos lo mismo o tal vez es hora de dejar la tecnología descansar por un rato?

Comentarios