Aquí nos tocó vivir

Eso no me lo esperaba: Diputados aprueban”Ley Antimemes” en Veracruz

Nos guste o no los memes se han convertido en una de las tendencias más grandes y duraderas en el mundo del internet. Tanto así que parecen no tener fin, ya que a diario nos topamos con memes nuevos y sacados de caricaturas, series, películas, situaciones cotidianas de la vida, videos de internet, celebridades o figuras públicas que hacen el ridículo y básicamente cualquier cosa que ocupe un espacio en este plano existencial.

Y si bien es cierto que a muchos nos causan momentos de diversión, hay otros a quienes no les causa la más mínima gracia. A ese grupo pertenecen los diputados del PAN-PRD, Morena y PRI, quienes en el pleno del congreso de Veracruz aprobaron una reforma legal bautizada como “Acoso Cibernético”, que básicamente tipificará como delito la difusión de material viral que dañe o perjudique el autoestima y reputación de las personas, cuestión que se castigará hasta con seis meses hasta dos años de prisión. ¿Pero, de qué va realmente esto?

¿Una “Ley antimemes? 

Según esta nueva reforma bautizada por varios cibernautas como una “Ley Antimemes”, el acoso cibernético ahora será tipificado como un delito. Es decir, la persona que comparta a través de un medio digital imágenes, videos o textos, ya sean reales o montados, donde se dañe la reputación de una persona y le causen malestar psicológico o social, podría ir a la cárcel. A continuación, les dejamos algunos de los puntos que abarca la reforma de “Acoso Cibernético” en Veracruz:

  • Difundir imágenes comprometedoras de personas (sean reales o ficticias), que puedan provocarle pena o problemas a la víctima, ya sea personalmente o en sus relaciones con otras personas.
  • Subir fotos para avergonzar a alguien. Por ejemplo, que te encuentres con un concurso de “vota por el más feo/a” y postees la imagen de una persona para hacerla quedar en vergüenza.
  • Usurpar la identidad de una persona, abrir perfiles falsos y luego atacar a otras personas para darle mala fama o afectar su reputación en el internet, así como publicar y difundir comentarios agresivos bajo su nombre (porque pues no es ella en realidad).
  • Hackearle el correo a alguien y leer sus mensajes, además de prohibirle el acceso a su cuenta cambiando las contraseñas.
  • Enviar amenazas por correo, acechar a una persona para que no navegue por las páginas que acostumbra.
  • Circular rumores de alguien, pintándolo como una mala persona para que todos los demás lo ataquen.

Estamos de acuerdo que hay mucha gente gandalla que llega a los extremos de hackear cuentas para molestar a una persona, sin embargo también se sabe que el fenómeno de los memes es una cuestión meramente moral, y si bien hay personas que se pasan de lanza con su contenido, el mismo internet es quien se encarga de crucificar a esas personas.

Un caso no muy lejano es el del “niño Pony”, quien si bien fue bulleado hace unos meses por varios gandallitas, al final también recibió apoyo de varias personas que le regalaron desde pizzas hasta celulares por tener el valor de defender sus gustos y no dejarse llevar por malos comentarios.

Esta nueva reforma comienza a hacer ruido y muchos ya planean una campaña para echarla abajo, argumentando que es un ataque directo contra la libertad de expresión en el internet, y lo que también significa que la próxima vez que Peña Nieto, AMLO, Anaya o cualquier personaje hagan uno de sus nada extraños osos en la web, no podremos hacer mofa de ellos o podríamos terminar tras las rejas.

*Con información de: El Universal 

Comentarios