Así se vivió el Maratón de Berlín 2018 con todo y Sopitas

El  maratón de Berlín, es uno de los más importantes del mundo, pero también uno de los más complejos. Resistir 40 kilómetros desde el arranque hasta la meta sin claudicar, aun cuando las suelas de los zapatos quemen los pies, cuando las gotas de sudor irriten la piel hasta ponerla al rojo vivo, aun cuando la mente diga que ya no puede más, es algo que sólo los más disciplinados pueden lograr.

Días antes de la edición 2018, el 16 de septiembre, las calles berlinas ya estaban preparadas para la fiesta, un cocktail de razas, culturas y colores se cruzaban en las aceras. Cerca de 45 mil corredores de 133 países inscritos en la carrera, buscaban inspiración en cada esquina del estado, en los árboles, los monumentos y en la amabilidad de los anfitriones.

Adriana Alanis

Los más de 400 mexicanos que participarían se reconocían con tan sólo una mirada y hasta cierto punto, buscaban la complicidad en la sonrisa de los compatriotas,  hermanos y compañeros que corrían por ellos mismos, pero también bajo el nombre de la nación.

Para el viernes 14, una multitud se congregaba en el antiguo aeropuerto “Temelhof”, para recoger su camiseta, su número de identificación y con ello creérsela, faltaban menos de 48 horas, para lo que se habían preparado durante meses. Un globo aerostático, un par de autos deportivos y  un avión del ejército, pretendían aminorar los tiempos de espera, pero la larga fila con al menos la mitad de los participantes, la prueba de resistencia había comenzado.

Así se vivió el maratón de Berlín 2018
BMW Berlin-Marathon

Finamente el gran día llegó, la mañana del domingo 16, los 44 mil 389 corredores se levantaron con una mezcla de sentimientos: emoción, nervios, expectativa, miedo y enfoque. El desayuno, lo suficientemente ligero para no sentirse pesados, pero con las calorías suficientes para aguantar.

Luego de los ciclistas y las personas en silla de ruedas, a las ocho con cincuenta minutos, los corredores sólo esperaban en pistolazo de inicio. Mientras ellos se concentraban en su mayor motivación, a lo largo de las avenidas más importantes de la ciudad, cientos y cientos de amigos, familiares y personas con ganas de lanzar buena vibra, formaban una valla, aplaudiendo, gritando, esperando a que cruzara el primer runner.

Así se vivó el Maratón de Berlín 2018
Adriana Alanis

En la ciudad de primer mundo, una app diseñada especialmente para el evento, permitía seguir en vivo la ubicación de los maratonistas. Mientras que los corredores portaban en sus tenis un chip que enviaría a la base en tiempo real,  los kilómetros corridos y el tiempo en que lo hicieron.

La ruta, inspiraba a quienes sometían a su cuerpo a la mayor presión, desafiar las capacidades de ellos mismos, paisajes hermosos que evitaban cualquier acercamiento a lugares que pudieran generar pensamientos negativos en los participantes y con ello bajar su rendimiento.

Adriana Alanis

Hombres y mujeres, jóvenes, adultos maduros y mayores, todos corrían en las primeras horas a trote muy parejo, algunos disfrazados de magos, otros de Thor, cargando con el amuleto necesario que les diera la fuerza necesaria. Mientras que a las orillas, ondeaban banderas de todos los países, era inevitable desgarrar la garganta cada vez que un mexicano cruzaba llevando literalmente la camiseta bien puesta.

Así se vivió el Maratón de Berlín 2018
Adriana Alanis

Los africanos aventajaron. Eliud Kipchoge y Tirunesh Dibaba,  se mantuvieron al frente del pelotón. Kipchoge, logró batir su propio récord al culminar a las dos horas, un minuto y 39 segundos, 29 segundos menos de su marca, colocandose como el gran campeón del Maratón de Berlín.

Así se vivió el Maratón de Berlín 2018
Adriana Alanis

Llegando al kilómetro 30, las caras de cansancio extremo estaba por doquier, una mujer embarazada, un hombre con el pezón sangrando por el roce de la ropa, otro, en silla de ruedas que se había quedado rezagado pero que prefirió tomarse su tiempo, tardar todo el día si era necesario y llegar a cruzar la meta. La mayoría de ellos sacaron un coraje admirable. En ese momento, argentinos, rusos, chinos, africanos, se mostraban ávidos de una palabra de aliento, el grito, la porra.

Aunque seguramente muchos no entendían el idioma en el que se les gritaba,  cada uno de los corredores tomaba lo que necesitaba para continuar, habían corrido 30 mil metros y aún faltaban diez mil más. Probablemente la etapa de la tentación, la meta se siente tan cerca, pero una parte de la mente, intenta sabotear el cuerpo por el agotamiento.

Así se vivió el Maratón de Berlín 2018
Adriana Alanis

Al kilómetro 33 visualicé a nuestro querido y ahora mucho más admirado, Francisco Alanís en su primer maratón, entero, con los músculos de las pantorrillas hiper tensos, pero con sus inseparables AirPods y con una gran sonrisa, estaba dispuesto a no parar hasta superar el gran arco que marcaba el final. Lo perseguí a lo largo de una calle, pero Sopitas llevaba paso firme, ¡Corre rapidísimo!

Adriana Alanis

Ya pasadas las cuatro horas de actividad, en la meta no se perdía el ánimo, la gente que asistió al Maratón de Berlín esperaría hasta el último corredor para volver a casa. Quienes iban apoyando a los maratonistas extranjeros, esperaban con paciencia a su persona. No pudo haber momento más emotivo para todos los acompañantes que verlos cumplir su meta y recibirlos con un gran abrazo.  El orgullo y los sentimientos se desbordaban en ese momento. Era como verlos graduarse de la universidad nuevamente.

Justo al lado de la meta, una mujer ondeaba una gran bandera de México, qué mejor recompensa para nuestros paisanos. Por increíble que parezca, del otro lado, un músico ambulante germánico entonaba en su violín “Despacito”, un sabio consejo para los que aún les faltaban algunos metros por llegar: pasito a pasito, pero segurito.

Puro orgullo mexicano

Los 400 mexicanos que se probaron a sí mismos que son capaces de todo, que la disciplina y la determinación son más fuertes que el dolor humano. Qué los motivó para hacerlo y en qué se concentraron para lograrlo, sólo ellos lo saben, pero sin duda,  merecen toda nuestra admiración y reconocimiento. ¡Lo lograron, son campeones! ¡Muchísimas felicidades!

El mejor tiempo de nuestros compatriotas lo hizo Víctor Solís, quien recorrió los 40 kilómetros en tan sólo dos horas, con 40 minutos y 38 segundos.

A la lista de ganadores le siguen:

José Mauricio Beltrán Sarmiento con 2:46

Renato Santana con 2:50:20

Rafael Carmona con 2:51:31

Gabino Apolonio con 2:52:47

Guillermo Jaime con 2:53:30

Carlos Alfredo Navarro Galicia con 2:54:19

Francisco López Barrera con 2:56:26

Yussel Alberto Hernández Cordero con 2:57:09

Nain Morales con 2:57:20

Y sí, nuestro Soups, también saboreo las miles de la victoria, obtuvo su medalla y cómo si fuera poco, ¡rompió su récord personal! ¡Hip-hip, Hurray!

Así se vivió el Maratón de Berlín
Adriana Alanis

Puedes consultar la lista completa de ganadores dando click aquí. Dirígete a búsqueda avanzada, y podrás filtrar tanto por nación, género y lugar de posición.

Notas relacionadas:

Comentarios