Batalla digna de memes: Yunes va contra Ley de Acoso Cibernético (Ley Antimemes)

“Dejad que la chaviza se burle de mí”, es la frase que bien podría servir como estandarte de la no tan épica pero sí importante lucha anti-antimemes que emprenderá el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes. ¡Yeah! Irá contra la Ley de Acoso Cibernético.

Luego de la “memiza” intensa e iracunda que se desató luego que el Congreso jarocho aprobara la llamada “ley antimemes”, el gober veracruzano, Miguel Ángel Yunes, informó que vetará ésta… no por sus calzonsotes, sino por considerarla falta de buen sentido humor… digo, porque violenta la libertad de expresión y, con ello, es anticonstitucional. Así nomás.

Por medio de un comunicado de prensa, Miguel Ángel Yunes advirtió que aplicará veto a la ley impulsada por el diputado José Kirsch Sánchez y que, para sorpresa de muchos, tuvo el visto bueno de 40 legisladores… mientras que nadie metió las manitas para evitar la aprobación de una manchada ley que prevé hasta dos años de prisión a todo aquel que se atreva a lastimar los sentimientos del prójimo con un sintético pero contundente meme.

Para que el Guacarromántico, el wey que hace memes con Los Simpsons y, claro, el legendario Vampipe vaya preparando los respectivos memes, Yunes avisó que, una vez que llegue a sus manos, se encargará de regresarlo al Congreso… ¿no que veto? Ehhh, bueno, primero les va a pedir que le hagan el debido estudio, análisis y discusión. A ver si ya metiéndole una manita de gato, tiene algo rescatable.

Está difícil. Recordemos que la semana pasada el Legislativo de Veracruz, en lugar de ver de qué forma evitan que Javier Duarte le vea la cara a la justicia, dedicó valioso tiempo a discutir de qué forma se podría castigar a quien difunda fotomontajes o “memes” que dañen la reputación o autoestima de una persona… Después de (aparentemente) no pensarlo mucho, los diputados dijeron: “va, no hacemos nada para que Javidú se salga con la suya, pero vamos a entambar dos años a quien difunda memazos”.

Para darle forma a tan ridícula legislación, los del Congreso adicionaron un textito al artículo 196 del código penal. Con dicha reforma, ahora se considera como “acoso cibernético” a la difusión de información que sea considerada lasciva o dolosa de una persona y le causen afectación psicológica, familiar, laboral o en su entorno. Además, se considerará como delito el uso de correo electrónica de otra persona, la suplantación de identidad de redes sociales, así como la difusión de rumores en medios electrónicos.

Comentarios