Zlatan Ibrahimovic: El rey del futbol que nació sin corona

Te podrá caer bien o no. Pero no puedes negar que es uno de los mejores jugadores de futbol en el mundo. No obstante la vida de Zlatan Ibrahimovic es un ejemplo de luchar por tus sueños, siempre.

Todo comenzó un 3 de octubre de 1981 en un pueblo de Rosengard. De madre croata y de padre bosnio, ‘Ibra’ comenzó su carrera futbolística en un barrio llamado Balkan. ¿Cómo que su inicio no fue como goleador? Pues no, los primeros pasos en una cancha, Zlatan los dio como portero.

Al no tener cómo llegar a los entrenamientos, Zlatan Ibrahimovic tenía que robar bicicletas para llegar a tiempo. Su pasión por llegar a practicar lo que más le gusta, lo llevó a robarse una bicicleta muy cerca del entrenamiento. ¡Y era la de su entrenador! Al final el sueco sólo le dijo que “la había tomado prestada”.

Foto: Getty Images

Ese no era el único obstáculo que Zlatan tendría en su carrera. En su libro autobiográfico cuenta cómo estuvo a punto de dejar el futbol a los 15 años. ¿Por qué? Su equipo había descendido. Su papá era alcohólico y él no metía goles. Ah, porque ya estaba jugando como delantero.

“Mi papá nunca estaba ahí. Me ocupé de mí mismo. Quizás fue doloroso; realmente no puedo decirlo”, escribió Ibrahimovic.

Su agente en ese momento lo convenció de seguir. Fue así como pasó al equipo juvenil del Malmo. A los 18 años ya estaba con el primer equipo y en 1999 hizo su debut. 40 partidos después, en los que marcó 16 goles, lo llevaron al Ajax.

Zlatan Ibrahimovic: El rey del futbol que nació sin corona
Foto: Getty Images

Al equipo holandés llegó por 9 millones de dólares y desquitó cada uno. Pero antes de pasar a sus estadísticas con el Ajax, hablemos de lo que le pasó tras acumular una cierta cantidad de dinero.

El chico de 19 años se compró su primer carro, un Mercedes-Benz. Pero no podía manejarlo al no tener el permiso para hacerlo. Y además se quedó sin dinero. Por eso tuvo que pedirle a Maxwell, su compañero en ese entonces, que lo hospedara, ya que no tenía dinero ni para comer.

Ahora sí, volviendo al tema futbolístico. Un ganador nato que nunca se ha cansado de superarse. Es cierto, el trabajo en equipo le cuesta y mucho. Eso le valió muchas críticas. Algunos entrenadores lo consideraban un problema. Y había medios de comunicación que lo tachaban de arrogante.

Zlatan Ibrahimovic: El rey del futbol que nació sin corona
Foto: Getty Images

Fue así como nació el Zlatan Ibrahimovic que hoy conocemos. “Es algo que mantengo desde que era pequeño. No podía mostrar ninguna debilidad”, escribe ‘Ibra’ en su autobiografía. El último obstáculo que ha superado, fue su lesión en la rodilla. De la cual volvió mucho tiempo antes, sorprendiendo a todos.

Después del Ajax llegó la Juventus. Después el Inter de Milan. Después el Barcelona, el Milan, el Paris Saint Germain, el Manchester United y ahora Los Angeles Galaxy. Un total de 754 partidos en los que ha marcado 441 goles.

Cada vez que veas a Zlatan Ibrahimovic ser arrogante, acuérdate de ese pequeño niño en la provincia de Suecia que no tuvo límites. Que sigue sin tenerlos. Y que siempre creyó en que podía ser uno de los mejores.

Comentarios