Y ahora, The New York Time exhibe fraudes fiscales de Donald Trump

¿Y saben qué pasará, ahora que los gringos saben las mañas de su presidente? Naaaada. Ese Trump tiene más suerte que Javidú. Por más trapitos que le sacan, no se vislumbra el impeachment ni nada que ponga en la tablita su presidencia. Ahora, The New York Times revela que parte de la fortuna del republicano fue construida con base en fraudes fiscales. Chale.

La mencionada revista publicó un artículo en el que se acusa que el flamantísimo presidente de los Estados Unidos orquestó unas transas calibre político mexicano. De ésas que tienen que ver con operaciones fiscales, útiles para amasar fortunas como las de su padre, Fred Trump… y pues sí, según The New York Times, el exótico mandatario ayudó a su jefecito a evadir impuestos en la década de los 90. ¿Cómo? Con la creación de empresas fantasma, entre otras mañas.

 

De acuerdo con una sesuda investigación que implicó la revisión de 100 mil documentos fiscales y judiciales, Trump habría recibido cerca de 413 millones de dólares de su padre a lo lardo de varios años. Y ni cómo desmentir al The New York Times, ya que durante la campaña presidencial el republicano no quiso hacer su declaración… así que no hay elementos que sirvan para negar que el ahora inquilino de la Casa Blanca tuvo prácticas empresariales y fiscales algo turbias.

Lo anterior no quiere decir que toda la fortuna de Trump se hizo a base de transotas. De hecho, desde la cuna ya estaba en sábanas de seda. Sin embargo, ya siendo adulto, el ahora presidente y sus hermanos ayudaron a sus padres a evadir impuestos. ¿Cuánto? Pues aunque el pelito de estropajo sólo habría apoyado con la cifra antes mencionada, The New York Times acusa que, en total, los carnalitos Trump habrían recibido hasta mil millones de dólares que, con los impuestos a donaciones y herencia del 55%, hubiesen supuesto 550 millones de dólares para el fisco, pero de esa cifra sólo pagaron poco más de 52 millones.

Trump pide investigar quién escribió el artículo de The New York Times
Twitter: @KatagiraSalome

Según la investigación de la revista gringa, Trump y sus hermanos crearon empresas falsas para obtener deducciones fiscales millonarias ilegales. Además, ayudó con sus padres al diseño de una estrategia para reducir el valor de sus muchas propiedades inmobiliarias… esto con el único objetivo de conseguir una considerable rebaja en los impuestos.

Al respecto, el abogado de Donald Trump, Charles J. Harder, indicó al New York Times que tales acusaciones “son falsas al 100%”… es decir, fake news.  Por su parte, la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró que el presidente construyó su imperio con un préstamo de sólo un millón de dólares… el cual hasta devolvió: nada de depósitos de sus progenitores.

¿Y bueno, se confiará en la palabra del abogado y la vocera? Pues James Gazzale, portavoz del Departamento de Impuestos y Finanzas del Estado de Nueva York, informó que el caso “está revisándose”… nomás que se aclare el Rusiagate, lo de Stormy Daniels y los de sus escándalos de acoso, ahora sí, vamos con los temas fiscales.

Comentarios