Aquí nos tocó vivir

Checa estos mapas interactivos con el historial de los sismos en México

Díganle mala suerte, mala planeación o simplemente una coincidencia geológica, pero México está ubicado en una de las regiones sísmicas más activas del mundo. En la historia nos hemos llevado varios sustos. Desde un tsunami en 1787 hasta la caída del Ángel de la Independencia en 1957, y ya ni se diga de las dos veces que un 19 de septiembre se quedó guardado en la memoria nacional.

Conocer sobre los sismos en México es una tarea titánica. Involucra saber que vivimos en el Cinturón Circumpacífico —un área sísmica que va desde América del Sur hasta Alaska, Japón y la India— o que las placas de Norteamérica, Cocos, Pacífico, Rivera y la del Caribe son las que nos han despertado más de una vez en las madrugadas.

Sabemos que Chiapas, Guerrero, Michoacán, Colima y Jalisco son los estados que más actividad sísmica presentan. Aunque también tenemos que recordar que Veracruz, Tlaxcala, Morelos, Puebla, Nuevo León, Sonora, la CDMX y las dos Baja Californias están en riesgo de salir afectados por un terremoto.

Para ser mexicano —de nacimiento o de corazón—tienes que saber que el terreno del centro era un lago y que SkyAlert es la primer aplicación que tienes que bajar si tu número de celular empieza con +52. Si eres mexicana, dominas la escala de Richter igual o mejor que la tabla del dos.

Por eso y muchas cosas más, tienes que ver estos mapas interactivos de la historia de los sismos en México desde 1985 hasta el 2018.

En el primero, podrás ver todos los sismos categorizados por fecha —medida en cuatrimestres—, por magnitud y hasta por profundidad del epicentro. Así, podrás ubicar los sismos geográficamente y sacar las conclusiones sobre cuáles son las zonas más afectadas, cuáles presentan réplicas o repeticiones constantes. No duden en quedarse un rato “jugando” con los diferentes contadores.

Estos mapas fueron realizados por Ignacio Sánchez —curiosamente desde Argentina—, y platicando con él le preguntamos sus intenciones. Al generar un mapa así, Ignacio buscaba “reflexionar sobre la problemática, generar conciencia y, principalmente, sugerir una reflexión para el futuro”

Esa reflexión es importante. Si sabemos que vivimos aquí, si podemos ver hasta en colores los últimos 33 años de actividad sísmica en nuestro país, tal vez podamos involucrarnos un poco más. “Intento generar vínculos con otros, lazos que permitan socorrer y generar protocolos de salvataje material o humano”, explicaba Ignacio.

El segundo mapa está aquí abajo. Este es un poco más sencillo, acá podrás ver geográficamente que zonas han presentado más sismos y más repeticiones a lo largo de la historia nacional.

Ignacio nos contaba: “El año pasado, el pueblo mexicano le dio una lección al mundo sobre cómo actuar desde el corazón. Como admirador de la cultura mexicana, este es mi aporte desinteresado a seguir construyendo estos vínculos”.

Comentarios