Mundo

Estados Unidos acusa a 7 rusos por un ataque contra agencias antidopaje

Este jueves, el Departamento de Justicia de Estados Unidos acusó a siete espías del servicio de inteligencia militar ruso (GRU) por un ataque cibernético en contra de agencias antidopaje, es decir, filtraron las pruebas de drogas de atletas olímpicos.

Explicaron que el objetivo de este ataque fue divulgar información robada como parte de una campaña que fue diseñada para “socavar, tomar represalias y deslegitimar los esfuerzos de las organizaciones internacionales antidopaje“.


Por su parte, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, señaló que este tipo de campañas de piratería informática significan una seria amenaza para la seguridad del país. Dijo que estaban acusando a los siete rusos por difundir información personal de cientos de oficiales y atletas antipodaje para lograr distraer la atención del programa de dopaje que ha sido patrocinado por Rusia.

Pero esto no es nada nuevo 

Hay que mencionar que uno de los grandes problemas a los que se ha enfrentado la administración del presidente Donald Trump es precisamente a los ataques cibernéticos y a las campañas por internet.

Recordemos que el pasado mes de marzo, el Departamento del Tesoro impuso sanciones en contra de 19 ciudadanos y cinco empresas rusas por su presunta participación en la fabricación y esparcimiento de fake news. Estas noticias falsas buscaban dañar la campaña electoral de 2016 y hubo además ciberataques.

De igual forma, el fiscal especial del Rusiagate, Robert Mueller, acusó a 13 ciudadanos y tres empresas rusas por haber construido el Proyecto Latkha, mismo que buscó crear una campaña en redes sociales para interferir en las elecciones y echarle una mano a Donald Trump.


Incluso, tienen la teoría de que este nuevo ataque en contra de las agencias antidopaje es una especie de venganza porque en 2014, una investigación sobre una red de dopaje dejó al equipo olímpico de Rusia fuera de dos Juegos Olímpicos: los de Río de Janeiro y Pyeongchan.

En ese entonces se destapó que más de mil deportistas olímpicos rusos, pertenecientes a más de 30 federaciones deportivas, utilizaron manipulaciones para esconder sus análisis positivos de dopaje. 

Comentarios