Mundo

Manden a Javidú pa’llá: en Corea del Sur condenan a expresidente a 15 años de prisión

En Corea del Sur no andan con eso de “se nos cayó el caso” y en los asuntos de corrupción; menos, ya que otro expresidente ha sido condenado a prisión. Se trata de Lee Myung-bak, quien tendrá que cumplir 15 años en la cárcel y pagar una multa de 13 mil millones de wones —cerca de 11.5 millones de dólares— por delitos de corrupción.

Nada qué ver con la sentencia aplicada a cierto exgobernador de Veracruz aquí en México. Pero regresemos a la justicia de Corea del Sur: la Corte del Distrito Central de Seúl le aplicó la sentencia a Lee Myung-bak, en una sesión que fue transmitida por tv y a la que Lee no asistió por asuntos de salud.

El caso

Lee Myung-bak fue presidente de Corea del Sur en el periodo 2008-2013, también es dueño de la empresa de autopartes DAS, que por cierto tiene que ver con los cargos que pesan sobre él. De acuerdo con el tribunal, el exmandatario dirigió la “malversación” de los recursos de esta compañía con objetivos políticos.

En este caso, la Fiscalía presentó pruebas acerca de Lee y el fraude de unos 35 mil millones de wones —más o menos 30.9 millones de dólares a esta empresas—, así que en esta historia se encontraron 16 delitos, entre los que figuran: soborno, abuso de poder y malversación.

Lee Myung-bak, expresidente de Corea del Sur. Foto: Getty Images.

Finalmente, la justicia surcoreana determinó que Lee había malversado 24 mil millones de wones —21.2 millones de dólares—. Además, señaló que el exmandatario aceptó un soborno de 5.85 millones de dólares de la compañía Samsung para que evitara la condena de Lee Kun-hee, entonces presidente de esta empresa, por fraude fiscal.

Otros expresidentes condenados 

Por parte del expresidente, Lee se declaró inocente al argumentar que este proceso se trata de una maniobra que busca revancha por el gobierno del presidente Moon Jae-in. Pero este no es un caso aislado en la presidencia de Jae-in, pues hay otros casos que se han dcitaminado en lo que va de este 2018.

Por ejemplo, la expresidenta Park-Geun-hye, antecesora de Lee y acusada de corrupción en el escándalo conocido como “La Rasputina”, quien fue condenada a 25 años de prisión.

Antes, otros exmadatarios fueron juzgados en el afán de la rendición de cuentas: Chun Doo-hwan y el expresidente Roh Taw-woo, también exgenerales del Ejército, fueron condenados por casos de corrupción, aunque antes de cumplir dos años en la cárcel obtuvieron el indulto.

Y en el caso trágico: Roh Moo-hyun, presidente de 2003 a 2008, se suicidó tras ser vinculado en un caso de corrupción, un año antes de terminar con su mandato.

Comentarios