¿’Stranger Things’? Rusia acusa a EU de realizar experimentos con humanos

Ya en el lío de las acusaciones y como un capítulo de Stranger Things, ahora le tocó el turno a Rusia de regresar el reclamo a Estados Unidos y señalar a este gobierno por experimentar con humanos para desarrollar nada más y nada menos que armamento biológico.

La acusación proviene del Departamento de Defensa de Rusia, al denunciar que hay evidencias de estas pruebas llevadas a cabo en un laboratorio de Georgia: “bajo la apariencia de investigaciones pacíficas, Estados Unidos incrementa su potencial militar biológico”, supuestamente en el Centro de Investigaciones de Salud Pública Richard Lugar, en Georgia.

Y en conferencia de prensa, el general Ígor Kiríllov, comandante de las Tropas de Defensa Nuclear, Biológica y Química, explicó que esta teoría se basa en las declaraciones de Ígor Guiorgadze, refugiado en Moscú desde 1995 por la acusación de orquestar un ataque contra el entonces presidente del Parlamento de Georgia.

Baia, baia… Ese Putin ha de tener el pack de todo el mundo

Posted by Sopitas on Thursday, October 4, 2018

Según Guiorgadze este laboratorio produce bacterias y virus que pueden ser utilizados como armas biológicas. En el documento que este sujeto presentó en 2015, también apunta a Estados Unidos por ocasionar la muerte de al menos 73 personas a causa de los experimentos.

Ya en el tenor de las teorías de las conspiraciones, el Departamento de Defensa acusó también a Estados Unidos de construir laboratorios biológicos no sólo en Georgia, si no en otras zonas de las ex repúblicas soviéticas.

Es importante mencionar que desde 2015, Rusia ha señalado a Estados Unidos y al gobierno de Georgia de colaborar en la experimentación con armas biológicas, desde ese momento no ha quitado el dedo del renglón y año con año expresa su preocupación sobre el tema.

En este escenario, Estados Unidos ha acusado a Rusia de espionaje y hasta ha pedido que no incremente sus arsenales nucleares. Mientras, en el tema de la política, Donald Trump sigue luchando con el FBI para descartar la incidencia de Vladimir Putin en las elecciones de 2016.

Así, entre una acusación y otra, nacen las teorías de conspiración, al estilo de la Guerra Fría.

Comentarios