Wenger le quitó el vicio del cigarro a Szczesny a la mala en el Arsenal

El portero polaco Wojciech Szczesny confesó su amor por el Arsenal, equipo con el que debutó en 2010 después de jugar a préstamo con el Brentford un año antes. Sin embargo no se pudo consolidar en cinco temporadas, pese a que tuvo sus oportunidades.

La llegada del checo Petr Cech significó ser relegado al banquillo y tuvo hacer las maletas para ir a la Serie A para reforzar a la Roma, con la que jugó dos campañas antes de unirse a la Juventus.

Szczesny ahora es portero de la Juventus

“Me hubiera gustado permanecer en el Arsenal durante toda mi carrera. Es el club al que amo y del que aún soy seguidor. Lo di todo por jugar allí y me disgusta no haberles dado más. Es cierto que gané dos FA Cup y un Community Shield, pero me gustaría haber ganado una Premier. De todas formas hay que pensar con la cabeza y no solamente con el corazón”, dijo Sczzesny en una entrevista con la BBC.

Durante su etapa con los Gunners fue dirigido por el francés Arsene Wenger, quien le quitó el vicio del cigarro a la mala. “Quería ser un chico normal. Fumaba y fui multado por Arsene. Tengo un gran respeto por él, pero aquel episodio ocurrió cuando perdí el puesto de titular y se sobredimensionó. Empecé a jugar en la Premier con veinte años y al principio no estaba preparado mentalmente”, compartió.

Arsene Wenger y Szczesny

Después de dos años con la Roma llegó la oferta de la Juventus y le ilusionó el hecho de trabajar al lado de Gianluigi Buffon, aunque fuera como suplente y año después se hizo el heredero de un histórico.

“Estar con Buffon significaba poder ver cómo preparaba los partidos, cómo se comunicaba con los defensas. Me ha ayudado a madurar. Nunca seré el nuevo Buffon; solo quiero ser el portero de la Juventus. Solamente quiero ganar trofeos y continuar la gran historia del club”.

Comentarios