Banksy lo vuelve a hacer: La obra que se autodestruyó después de venderla

Como muchos saben, Banksy siempre ha sido un artista que ha dado mucho de que hablar, así que el título de esta nota no debería de sorprenderlos. Por otro lado, nunca ha dejado de fascinarnos como funciona su mente, sobre todo cuando nos enteramos de que recientemente trolleó a alguien que quiso hacerse de una de sus piezas de arte.

La historia comenzó durante una subasta en Sotheby’s, cuando una persona decidió pagar casi 1.2 millones de euros para adquirir una de las pinturas más conocidas del genio británico; aquella en la que aparece una niña soltando un globo de color rojo en forma de corazón. Todo iba perfectamente hasta que la obra se declaró vendida, ya que unos momentos después comenzó a destruirse por sí sola.

Así es, damas y caballeros del público. Al parecer, esta icónica pieza tenía una trituradora de papel escondida dentro de su marco, que se activo justo después de que fue comprada. Como podrán imaginar, fue el mismo Banksy quien estuvo detrás de la “travesura” que, por cierto, fue grabada y subida a las redes sociales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Going, going, gone…

Una publicación compartida de Banksy (@banksy) el

“Yéndose, yéndose, se fue…” es lo que dice una de las publicaciones del pintor, que actualmente ha acumulado más de 350 mil likes en Instagram.

Tras haber sido “Banksyados” -un término inventado por Alex Branczik, el director en Sotheby’s-, los compradores presentes disfrazaron su sorpresa con mucho humor y también se encargaron de difundir la noticia. No había mucho que hacer, al final la pintura ya estaba hecha pedacitos y las únicas dos acciones disponibles eran reír o llorar.

En fin, Girl With Ballon es una obra creada en el 2006. Apareció por primera vez en una pared de Eastern Street, ubicada en el barrio londinense de Shoreditch. La subasta ofreció una versión en acrílico y spray sobre lienzo enmarcado, aunque también contaba con la trituradora instalada para destruir el trabajo y, por supuesto, las ilusiones de un comprador inocente.

Y así es como llegamos al final de otro episodio de “¡Ups, Banksy lo hizo de nuevo!”, pero no sin antes poner el video de la hazaña para que disfruten de un auténtico momento artístico. Volveremos cuando el artista decida sorprendernos con otra de sus misteriosas acciones.

Comentarios