Un angelito destruye 20 mil pesos de sus papás en una trituradora

¿Qué haríamos este mundo sin los niños? Esas criaturas tan hermosas nos llenan de alegría con su presencia, nos enseñan a crecer como personas al enseñarles lecciones de vida y nos enternecen con sus acciones. Y hablando de las cosas bellas que hacen estas bendiciones, deben conocer la historia de un angelito que “ayudó” a sus papás a ser más humildes al destruir gran parte de su dinero.

Esto sucedió en un lugar de Utah, en Estados Unidos. Un pequeño de tan sólo dos años de edad estaba ayudando a sus papis a destruir documentos sin importancia en una máquina trituradora, hasta que vio un sobre cuyo contenido era desconocido para él. Como pensó que no se trataba de algo relevante -sobre todo porque no tenía dibujitos ni nada por el estilo-, pensó que debía ser destruido al instante, así que no dudó en hacer pedacitos el pedazo de papel.

Para la mala fortuna de la pareja, ese sobre no era precisamente inservible. De hecho, en su interior guardaba no menos de 1060 dólares (aproximadamente 20 mil pesos mexicanos), una cantidad que tanto mami como papi habían ahorrado con esfuerzo, sudor y sangre.

Para cuando los padres se dieron cuenta de que su lana no estaba, ya era demasiado tarde; los billetes estaban hechos trizas y el niño… el bendito angelito estaba satisfecho con su labor. En ese momento, cualquier plan de hacer un viaje, comprar una tele nueva, ir a un partido de futbol (que era el plan original) o cualquier otro lujo, desapareció instantáneamente. Las ilusiones de la pareja se fueron volando por los aires, como lo harían unos trozos de billetes recién triturados.

Afortunadamente, el final de esta breve historia no es tan malo como podríamos pensar. Ben, el padre de este pequeño diablillo, se puso en contacto con el Departamento de Tesorería de los Estados Unidos e hizo un trámite para cambiar los billetes rotos. Después de compartir su peculiar experiencia, el sujeto les envió los restos del dinero y consiguió su reemplazo.

Si se preguntan cómo una historia así llegó a internet, es preciso mencionar a la cadena CBS, que en sus ratos de ocio se dedican a publicar las anécdotas de los lugareños.

Nos gusta pensar que esto servirá como una gran lección para los padres del chiquillo travieso. La próxima vez seguramente utilizarán protección tendrán más cuidado con su dinero y no dejarán que su nene juegue con la trituradora de papeles.

Comentarios