Aquí nos tocó vivir

¿Y el Estado laico ‘apa? Alcaldesa de Centla toma protesta con acto religioso

De los creadores de “le entrego las llaves de Monterrey a Jesucristo”, llega otra alcaldesa que se pasó la laicidad del Estado por donde diosito no posa su mirada: Guadalupe Cruz Izquierdo, quien al momento de tomar posesión como máxima autoridad (terrenal) de Centla, se rindió ante el poder del mero, mero… ¿AMLO? Nahhh.

Aunque cada quien sus creencias y venenos, Cruz Izquierdo dejó mal parada a la ideología que lleva en su apellido (y más siendo de Morena), al difundirse un video en el que aparece rindiendo protesta como alcaldesa de Centla, Tabasco, al más puro estilo “primeramente dios”.

Así como hace años la alcaldesa de Monterrey Margarita, Alicia Arellanes, tuvo el detallazo de darle todo el poder a dios, ahora la nueva alcaldesa de Centla hizo lo propio y le echó la bolita al hijo de Hombre. Sin necesidad de haber aparecido en boletas ni hacer campaña, el municipio tabasqueño está “bajo el poder de Cristo Jesús”. Claro, todo esto de manera puramente simbólica, pero de todos modos… ese don Benito de los billetes de a 500 ha de estar azotándose en su tumba.

“Bendito dios para bendecir a este municipio, a todos sus alrededores, y se pueda decir en el futuro que una mujer temerosa de dios vino a gobernar a Centla. Aleluya”, exclama el pastor que encabezó la ceremonia religiosa con la que Cruz Izquierdo tomo posesión de su cargo… aunque pensándolo bien, en el apellido lleva la penitencia la de Morena…

Y como ni a cuál : qué prefieren, ¿un pastor tomando la protesta de la alcaldesa… o un brujo?

En fin, como sea, el número que armó la ahora alcaldesa no gustó para nada a mucha gente. Sobre todo a los que gustan de adorar a Satanas… digo, a los detractores del partido de AMLO. Los “fifís” los llama el propio presidente electo.

Y bueno, mucha oración y muchos aleluyas, pero mientras Cruz Izquierdo nos recordaba las fiestas de primera comunión, en las afueras del recinto en el que se llevaba a cabo el evento sacro-político, policías y trabajadores del municipio se olvidaban que no sólo de pan vive el hombre y protestaban de forma hereje, exigiendo el respeto a sus prestaciones laborales…  Ya veremos a cuál santo se encomienda la alcaldesa para cumplir las exigencias. O de plano, se hará que la virgen le habla…

Comentarios