6 cosas rarísimas que suceden en la CDMX… y ya no nos sorprenden

Las películas y series nos han dictado últimamente que los neoyorkinos se jactan de ser los ciudadanos que ‘ya no se sorprenden con nada’ ay ajá: dicen que ya cualquier excentricidad que otras personas del país o el mundo puedan considerar, ellos ya lo han visto todo. Pues bueno, Nueva York, tenemos algo qué decirte: te apostamos a que la Ciudad de México, una de las más grandes del mundo, se lleva de calle todas sus ‘excentricidades’. Y para prueba, una bella imagen:

Facebook: El Bronco

¡Admitámoslo! Si vives en la Ciudad de México, estarás completamente de acuerdo con nosotros; si eres del interior de la República y has visitado la bella capital, ¡TAMBIÉN! Todos los extranjeron se espantan de la flexibilidad casi elástica de los pasajeros del metro, de los homeless orinando junto a un puesto de tacos o del poco tacto diario que vivimos los chilangos, así que si alguien de ‘la gran manzana’ está leyendo esto, acá les van algunas cosas que solo pasan en la capital mexicana que, para los que vivimos aquí, ya no nos sorprende.

1. Manifestaciones

Las manifestaciones o marchas en cualquier otro país, aunque usted no lo crea, querido lector, no son tan comunes como en nuestra ciudad; y por comunes nos referimos a que no suceden ‘diario’, como aquí. En cambio, el chilango está más que acostumbrado, pero no por eso menos enojado, con encontrarse un día cualquiera una avenida cerrada sin previo aviso. Con gente encuerada incluida, y toda la cosa…

 2. Personajes que anuncian de todo, como el fin del mundo, por ejemplo…

No. Eso de espantarse porque el fin del mundo se acerca o los Ovnis llegaron ya, bailando cha-cha-chá, es de novatos. Si empezamos a hacerle caso a todos y cada uno de los que nos anuncian plagas, enfermedades, hambruna o los que venden pomadas cura-todo en el metro (o esos amarres en gotas), no sobreviviríamos un solo día ¡Incluso se han vuelto cada vez más creativos! Este tipo de personajazo seguro ya hasta tiene un HT como #VienenLosUFO, o algo así. Ser un loco intenso callejero sofisticado, tiene lo suyito, como este buen hombre de aquí abajo…

3. …o los ya clásicos personajes bizarros

Estos son una joya. Igual de excéntricos que cualquier personaje de los Simpson, ya no nos sorprende encontrarnos a El Rey del After-Party en Zona Rosa, invitándonos a decirle ‘no a la cruda’ y dándonos consejos de cómo seguir la fiesta durante 20 días seguidos, ver a la señora que se viste de Papa en el Centro Histórico o cualquiera de los cantantes vagoneros que traen pantalones a media nalga. Por cierto, ¿alguien sabe cómo está el rey del after party?

4. Tener las 4 estaciones del año en un solo día

Porque verano en la Ciudad de México significa salir con un impermeable en una mano y lentes de sol en la otra, sabiendo que también podría granizar. Hay que estar preparados pa’ todo y por eso también hay gente con bufanda en pleno julio y shorts con chanclas en noviembre. ¿Frase de tía? Probablemente, pero la realidad es que sí tenemos las cuatro estaciones en un mismo día.

5. Los disturbios verbales

Gente recordándose a su bella progenitora en literalmente cualquier esquina ya no es una novedad; ahora, parece que hasta une a las personas. Ese es el lenguaje que hablamos todos nosotros y solo así nos entendemos. Del diario. Si no ves una disputa verbal, no saliste a la calle…

6. La creatividad del mundo fayuca

Otro punto importante de nuestro breviario cultural. En México le damos la vuelta a todo, por donde sea, y cómo sea. Aquí y solo aquí podemos ver crossovers de Pokémon con Winnie Pooh, de Bob Esponja con Dragon Ball, y hasta de:

Facebook: El Bronco

Así que niuyorquers ¿qué tienen que decir a eso? Y eso que seguro nos faltaron bastantiiiiitas más.

Comentarios