Mundo

WTF??? Kim Jong-un quiere que Papa Francisco visite Corea del Norte

“¡¡¿Qué está pasando Dr. García?!!”, gritan los norcoreanos que estaban muy contentos cuando el régimen de Kim Jong-un era hermético, bélico y manchado. Nada que ver con lo que ahora quiere reflejar: primero muy dado a abrir su frontera, luego a desnuclearizarse y, ahora, hasta quiere una visita del Papa Francisco.

Aunque no lo crean (muchos siguen sin hacerlo). De acuerdo con fuentes oficiales de Corea del Sur, el líder norcoreano, Kim Jong-un, ha invitado al sumo pontífice para que visite su país. De hecho, la idea no es nueva: en la cumbre que realizaron el mes pasado, Kim le habría informado a su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, que “daría una calurosa bienvenida al Papa, si éste visita Pyongyang”.

La fuente de la información que hasta hace unos pocos meses podría parecer imposible fue el portavoz de la Casa Azul presidencial. Moon, que es católico (según The Guardian), visitará Europa para un viaje de nueve días a partir del 13 de octubre. Aprovechando el viaje, el líder de Corea del Sur se reunirá con el Papa y, claro, se encargará de hacerle saber que Kim Jong-un se quiere comer un pollito con él… en el buen sentido: aunque seguramente el Papa Francisco se está enterando por diversos medios (principalmente éste) que Kim lo quiere tener de invitado, Moon le hará transmitirá de forma un poquito más formal el convite.

Reencuentro familias Corea del Norte y Corea del Sur
Kim Jong-un y Moon Jae-in

Según el diario inglés, el deseo de Kim Jong-un de tener cerquita al Papa Francisco se debe a que, ahora sí, para el próximo año no quiere que nadie le quite el Nobel de la Paz… o bueno, lo que caiga. Principalmente, desea transformar su imagen y pasar de ser visto como un coreano paranoico y manchado a ser un líder mundial, joven y dinámico. ¿¿¿??? Pues sí: la intención de Kim es suavizar su imagen… y si más o menos comenzó, al reanudar relaciones con Corea del Sur (que hasta nominado para el Nobel de la Paz salió), imagínense lo que será si Corea del Norte y El Vaticano establecen relaciones diplomáticas (nulas hasta el momento).

En fin, en lo que el Papa Francisco se decide si va o no a exorcizar al líder norcoreano, el buen Kim Jong-un y Donald Trump planean celebrar una cumbre como la que realizaron en junio pasado. La nueva reunión podría llevarse a cabo antes de las elecciones en Estados Unidos, ya saben… para darle punch a los candidatos republicanos, antes de que los votantes vayan a las urnas el próximo 6 de noviembre.

Comentarios