Visita de Trump en 2016 tuvo “consecuencias dolorosas”, fui responsable: Videgaray

¿No que todo fue un plan maestro de EPN? Pues resulta que no: la visita, en 2016, del entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, a la residencia oficial de Los Pinos fue un evento hecho al fregadazo que, lejos de generar beneficios a nuestro país, provocó “consecuencias dolorosas y graves”. ¿Y de quién fue el chistecito? Ahhh pues el muerto se lo echa Luis Videgaray.

Con esa honestidad que da el ya no tener nada que perder (pues total, él ya va de salida) el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), asumió su responsabilidad por la desastrosa visita de Trump a Los Pinos. Fue apresurada, admitió Videgaray… echando por los suelos la declaración de EPN, quien aseguró hace unas semanas que esa visita fue parte del plan “maestro” que acabó con la concretización del acuerdo comercial entre México y Estados Unidos.

Moviendo a México….

“Asumo mi responsabilidad plenamente con respecto a aquella visita de agosto de 2016, este es un tema que ha aparecido en distintos cuestionamientos, lo cual motivó mi renuncia como secretario de Hacienda y Crédito Público”, señaló el todavía canciller en su comparecencia en el Senado.

Recordemos que hace dos años, cuando Trump utilizaba el odio hacia los migrantes como estandarte de su campaña rumbo a la Casa Blanca, Videgaray (siento titular de Hacienda… cof, Ruiz Massieu, cof de canciller, qué, cof) tuvo la genial idea de organizar un encuentro entre el republicano y el mismísimo presidente de México. El evento no sólo significó que el gobierno de nuestro país se pusiera en bandeja a los futuros caprichos del magnate, sino el levantón de la campaña de éste, que para ese entonces estaba más muerta que una caguama en viernes por la tarde debido a… pues a que era Trump, simplemente.

Foto: Getty Images

“Por supuesto que nos hubiera gustado hacer esa visita con características diferentes, lo he dicho muchas veces en esta tribuna en la legislatura anterior, en la Cámara de Diputados y muchas veces ante la opinión pública, es una visita que se hizo probablemente de manera apresurada y hubo cosas que debieron haberse cuidado y que tuvo consecuencias dolorosas y graves”, aceptó Videgaray.

En fin, aunque reconoció que la regó, el canciller hizo valer su calidad de amo de la chiripa. Pues cómo no, si a final de cuentas la desastrosa visita fue “beneficiosa” para las negociaciones que se han establecido con Trump, ya como presidente de Estados Unidos… e incluso lo hizo regresar al gabinete de EPN. Aunque a la “Homero Simpson”, esa visita “generó condiciones de interlocución que sólo México tiene, comparado con otras naciones en el mundo”, presumió Videgaray.

Comentarios