Por investigación de Odebrecht, arrestan a Keiko Fuijimori en Perú

Esta es una muy mala semana para los Fujimori en Perú. Hace unos días, le cancelaron el indulto a Alberto —el padre de la familia y expresidente del país andino— y este miércoles, arrestaron a su hija, Keiko Fujimori, como parte de la investigación de Odebrecht. 

La investigación en contra de Keiko Fujimori está brava. La Fiscalía de Perú está averiguando qué pasó con unos aportes de la compañía brasileña Odebrecht a la campaña presidencial de Keiko en 2011. Al final del día, esa intentona no le salió a Fujimori, pues perdió contra Ollanta Humala. Aunque la derrota en las urnas no significa que la investigación terminara ahí.

Según el testimonio del antiguo representante de Odebrecht, una empresa constructora y de petroquímica —bastante conocida en México—,  la compañía le dio un millón de dólares al partido de Fujimori. 

De acuerdo a la BBC, las autoridades también están echándole el ojo al actuar del partido de Fujimori (Fuerza Popular) por una historia conocida como “Caso Cocteles”.

El Partido Fuerza Popular organizaba cocteles para reunir fondos en la campaña presidencial. Sin embargo, nunca se explicó qué sucedía con ese dinero y nadie sabe quiénes asistían. 

El “curioso” arresto

El arresto de Fujimori es algo peculiar, pues apenas se confirmó la situación judicial la agarraron. Este mismo miércoles, un juez emitió la orden de detención de 10 días para agarrar a Keiko y a otras 19 personas.

Lo curioso llega porque a Fujimori la arrestaron cuando estaba justo en las oficinas de la Fiscalía de Perú declarando sobre este mismo caso. Su abogada dijo que la detención había sido “abusiva”.

El poder judicial explicó que tuvieron que detenerla con tanta prisa porque había elementos para concluir que había lavado de activos, peligro de fuga y obstaculización de la investigación. 

Comentarios