Y en Tamaulipas, detienen a porro que agredió a estudiantes en Rectoría

A un mes de las agresiones de un grupo de porros contra estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) que protestaban en Rectoría, en Ciudad Universitaria; mediante trabajos de inteligencia realizados por la Policía de Investigación, el “porro” identificado como César Abel —acusado de agredir a los estudiantes— fue detenido en el estado de Tamaulipas.

La ubicación se logró en Matamoros, donde los agentes que llevan la investigación se trasladaron y lograron detenerlo. Ahora, César Abel fue trasladado al Reclusorio Norte, a la espera de presentarse ante un Juez de Control, quien decidirá si se le vincula a proceso por el delito de motín.

Con esta aprehensión, las autoridades llevan la detención de 17 personas por las agresiones del 3 de septiembre de 2018.

Foto: Proceso

En cuanto a la UNAM, la institución ha informado que hasta el momento han sido expulsados 27 estudiantes —notificándolo mediante la Gaceta UNAM—. Entre los expulsados, se encuentra exalumnos del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco y Naucalpan, así como de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán.

Sin embargo, estas detenciones y expulsiones se dan en contexto de la entrega del pliego petitorio que hizo un grupo de estudiantes de distintas facultades de la Universidad, la semana pasada, tras realizar un bloqueo en Rectoría.

El objetivo de los 300 estudiantes que asistieron a la entrega del pliego es que las autoridades universitarias se comprometieran a garantizar la seguridad en las facultades, trabajar en los temas de violencia de género y en la “democratización” de la Máxima Casa de Estudios de México. Enrique Graue, rector de la UNAM, recibió el documento y desde esa semana los estudiantes se encuentran a la expectativa del proceso que llevara Rectoría para atender las demandas, así como el plan o protocolo para enfrentar los problemas que se han desatado, desde la violencia contra las estudiantes hasta la existencia de grupos porriles.

Comentarios