¡Llévele llévele! A partir del lunes, Conagua entregará concesiones sobre aguas nacionales al por mayor

A partir de 15 de octubre, es decir el próximo lunes, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) va a ofertar de forma masiva concesiones sobre aguas nacionales hasta agotar disponibilidades en cada acuífero y cuenca.  Los trámites se podrán realizar a través de “Conagua Digital” y no se exigen requisitos.

¿Así nomás? 

Justamente. Las concesiones que se adquieran de esta forma tendrán una vigencia de hasta 30 años, podrán ser renovables por el mismo periodo de tiempo además de la chance de ser libremente vendidas y compradas.

Hay que mencionar que las únicas zonas que se van a proteger contra la entrega de estas concesiones serán las que todavía estén bajo veda. 


Esta información fue publicada por la Conagua en el Diario Oficial de la Federación el pasado 1º de octubre. Los trámites que se recibirán, atenderá, y resolverán en Conagua Digital, mismos que se notificarán a través del Buzón del Agua, serán permisos de descarga de aguas residuales; concesión/asignación de aguas nacionales superficiales y aguas nacionales subterráneas; concesión para la ocupación de terrenos federales cuya administración competa a la Conagua, modificación de título o permiso, transmisión de derechos de título, prórroga de título y/o permiso, así como permiso para realizar obras de infraestructura hidráulica.

Quien solicite alguna de estas concesiones deberá contar con Firma Electrónica y otros requisitos fiscales de la economía formal. Es importante mencionar que estos requisitos son a veces difíciles de obtener por los pueblos originarios y poblaciones con pocos recursos.


El objetivo de “la no exigencia de requisitos” es que se reduzcan los trámites burocráticos y se confíe en la “buena fe” del solicitante que quiera una concesión…. ¿Y eso? 

Ya hay protestas 

Por medio de un comunicado, la iniciativa ciudadana Agua para Todos, así como otros expertos en el tema, denunciaron que este sistema de otorgamiento de concesiones discrimina a los pueblos originarios y poblaciones de pocos recursos, quienes difícilmente podrían solicitar volúmenes.

Además, que el proceso no tiene mecanismos para garantizar el respeto al derecho humano y de los pueblos originarios al agua, la protección de los volúmenes requeridos por el medio ambiente y la no afectación a terceros.

Afirman que las organizaciones ambientales y campesinas van a interponer amparos para que el gobierno federal entrante deje sin efecto las solicitudes que se emitan a través de este sistema.


Curiosamente esta oferta masiva de concesiones sucede después de que se levantaron las vedas y el presidente Peña Nieto firmara los polémicos 10 decretos. El pasado 5 de junio el presidente 10 decretos para la Reserva de Agua, mismos que se publicaron al día siguiente en el Diario Oficial de la Federación.

Los decretos se enfocan en diferentes regiones hidrológicas nacionales. Hay uno para el área del Grijalva-Usumacinta y otro para el Papaloapan. Hay un decreto para el Pánuco, otro para la Costa Grande de Guerrero, dos diferentes para San Fernando — Soto la Marina (A y B) y uno distinto para la zona de Lerma-SantiagoAdemás de esos, Peña Nieto firmó un decreto más para Actopan-Antigua. Tambiénla Costa de Jalisco tiene el suyo y Ameca no se quedó atrás.

Cada uno de ellos elimina la veda que existía en esas zonas. Algunas de esas limitaciones llevaban activas desde los años treinta, por cierto.

Tanto papeleo equivale a que 300 cuencas hidrológicas —de las 756 que existen— ya no tengan el estatus de veda y que se conviertan en zonas de reserva.  

Aunque “Zonas de Reserva” suena bonito y el presidente anunciaba que estas zonas hidrológicas se guardarían para garantizar el acceso al agua y la conservación ecológica; la verdad es que tienen otros puntos preocupantes.

Uno de los detalles principales es la desaparición de zonas “en veda” para convertirse en lugares que son de “uso público urbano” y, de paso, darle a la Conagua y a los gobernadores la facultad de otorgar permisos y concesiones, en lugares donde no existían.

Leer: ¿De verdad privatizaron el agua mientras veíamos el futbol? 

Comentarios