Las prohibiciones más absurdas para los turistas en el mundo

Viajar puede ser una de las cosas más gratificantes de la vida, siempre y cuando se conozcan los usos y costumbres de cada lugar y es que en ocasiones te puedes llevar una que otra sorpresa desagradable con alguna de las  prohibiciones más absurdas para los turistas en el mundo. Desde los objetos permitidos en el avión, hasta las demostraciones de afecto en la calle, bien dicen que donde fueres, has lo que vieres.

Sopitas

Cero monchis

En Florencia, Italia, está prohibido que tanto turistas como regionales coman y beban en las banquetas,calles y entradas de edificios. Echarte un hocho y una Coca mientras paseas por la ciudad, te puede llegar a costar una multa de 500  euros, además del desprecio de los locales. Esta sanción se creo en septiembre de 2018 para combatir a los “turistas mal educados.”

En Singapur está prohibido comer o comercializar chicle. Hace un par de décadas, el el gobierno se cansó de pagar altos costos de limpieza  para retirar  las gomas de mascar de los espacios públicos, por lo que la mejor solución que encontraron fue prohibirla.

Alimentar a las palomas es una de las prohibiciones más absurdas para los turistas. Londres, Venecia, Viena y Chicago, castigan con fuertes multas a quienes sean sorprendidos. Y es que en estos lugares, las palomas son considerados como una plaga, ya que dañan los edificios históricos.

Las prohibiciones más absurdas para los turistas en el mundo
Youtube

Outfits

Desde que el año pasado que un hombre nadó desnudo en la fuente de Trevi en Roma la ciudad comenzó a multar a las personas poro nadar en las fuentes monumentales. Y a multar a todods aquellos que anden por las calles lidiando con el calor en traje de baño. Lo mismo pasa en Barcelona, Palma o Dubrovnik

Usar tacones en las ruinas griegas no es una de  las prohibiciones más absurdunas para los turistas, pero sí, de las que más se castigan, pues los zapatos con tacón de aguja, dañan severamente lo poco que queda de la historia griega.

En la mayoría de piscinas francesas, los hombres no pueden utilizar trajes de baño largos, tipo vermuda. Las reglas de higiene instan a los visitantes a usar diminutos bikinis tipo slip.

Getty Images

Fotos, selfies y selfiesticks

Todos los turistas tienen estrictamente prohibido fotografiar la Torre Eifel de noche. La iluminación nocturna de la torre Eiffel tiene derechos de autor por lo que no puedes difundir fotos de ella a menos que pidas permiso a los gestores de la famosa estructura.

El Taj Mahal es testigo de una de las prohibiciones más absurdas para los turistas. En el monumento más icónico de la India, se pueden tomar fotos pero no vídeo. Una regla que ha quedado obsoleta, pues en la actualidad la mayoría de las cámaras y smartphones son capaces de capturar imágenes en ambos formatos.

El Coliseo romano, los parques Disney, la Torre de Londres, el palacio de Buckingham, el MOMA , la Capilla Sixtina y en otro buen número de museos y lugares en el mundo, están prohibidas las fotografías y selfies. Una regla que los turistas aún con conocimiento de causa, omiten.

Youtube

Amor prohibido

En ciertas ciudades de Medio Oriente y Asia, como Dubai o Malasia, las muestras de cariño en la vía pública están más que prohibidas. Ni siquiera los lugareños pueden caminar agarrados de las manos de sus parejas pues es una grabe falta a la moral y las buenas costumbres.

Pero para que irnos tan lejos si en Francia es penado besarse en las estaciones de transporte público. Norma que nació en el siglo XIX, debido a que los trenes demoraban en llegar, gracias a que los enamorados tardaban horas en despedirse entre arrumaco y arrumaco.

Comentarios