Se nos puso bien pedal…

El sábado en la madrugada el píloto Mario Domínguez, salió de una buena fiesta con algunas copitas de más, algo que no le importó y sin pensarlo se subió a su BMW. De camino a su casa el píloto de la serie Indy Car chocó con un taxi para después darse a la fuga y por si esto no fuera poco, al intentar escapar chocó con otro taxi pero esta vez no pudo arrancar su auto y decidió echarse a correr hasta que la policía lo alcanzó.

Visiblemente ebrio, Mario Domínguez pidió perdón a los taxistas y dijo que se hará cargo de todos los daños que ocaciono con su chistesito. Por si esto no fuera poco, el Gobierno del Distrito Federal anuncio que Mario Domínguez dejara de ser el Embajador de Turismo y del Deporte de la Ciudad de Mexico “hasta que se aclaren los hechos, conforme a la legalidad y sin favoritismos”.

Alejandro Rojas Díaz Durán agrego “quienes representan a esta dependencia y al Gobierno de la Ciudad de México deben ser los ciudadanos que, además de sus merecimientos personales y profesionales, deben ser un ejemplo cívico para la ciudadanía en el acatamiento de las leyes, reglamentos y ordenamientos que se aplican en la capital del país”.

Comentarios