8 películas imperdibles del Festival Internacional de Cine de Morelia 2018

Este 20 de octubre arranca la edición número 16 del Festival Internacional de Cine de Morelia, una de las fiestas cinematográficas más importantes de México y del mundo que trae a nuestro país los títulos internacionales y nacionales más importantes del año. Hasta el 28 de octubre, durante toda una semana, habrán diversas actividades relacionadas con todas las películas de esta edición que van desde los estrenos hasta la competencia tanto en largometrajes y documental.

Entre los largometrajes de este año, hay varias cintas que llegan a Morelia que han dado mucho de qué hablar en otros festivales a nivel mundial y otras que tendrán su primera vez en el FICM 2018. Por eso y para que no te pierdas de ninguna, te dejamos una lista de las ocho películas imperdibles de esta edición que si bien no las podrás ver durante el festival, si se estrenarán pronto en nuestro país y se convertirán en un tema de conversación en la próxima temporada de premios que arranca el siguiente año. Nuestra lista tiene una mezcla de estrenos internacionales y largometrajes mexicanos de ficción y documental que entran en competencia y que resultan importantes para la construcción de un archivo cinematográfico de nuestro país:

¡Estas son las películas que competirán en el Festival Internacional de Cine de Morelia 2018!
92 títulos formarán parte de la Selección Oficial del FICM 2018.

First Man

Las películas biográficas, en automático, siempre llaman la atención por tratarse de una visión de la realidad más pasional de lo que realmente es. Y con esto no queremos decir que los directores y guionistas dejen de lado todos los aspectos de la realidad para entrar en una mera ficción, sino que hay historias tan grandes e inspiradores, que no podemos evitar verlas con una perspectiva personal e íntima. Esto es lo que ha sucedido con First Man de Demian Chazelle sobre la historia del primer hombre que llegó y camino en la Luna. Estados Unidos siempre ha sido muy celoso de esta parte que construye su historia moderna. Hay infinidad de películas o documentales que tratan este tema desde una perspectiva más política; por eso, First Man resalta de entre las demás, porque se hizo una pregunta distinta: Ya conocemos la historia pero, ¿quién está detrás de todo esto?

Aquí surge el nombre de Neil Armstrong, interpretado por Ryan Gosling, quien luchó contra su familia y los riesgos para lograr convertirse en una leyenda de la ciencia y la historia de su país. La visión de Chazelle, un director que ha conseguido mucho en poco tiempo, le ha valido el reconocimiento de la crítica en varias partes del mundo gracias a que, como mencionamos, deja de lado ese aspecto político y tedioso de la carrera lunar, y se centra en una persona que bien se puede identificar con cualquiera.

Museo

A principios de 2018 comenzó a circular el nombre de Museo como una de las películas mexicanas más representativas del año. ¿La razón? La historia del filme, basada en hechos reales que impactaron a toda la sociedad mexicana, sigue a dos jóvenes estudiantes que robaron piezas históricas invaluables del Museo de Antropología de la Ciudad de México. Como si se tratara de una película de acción americana, en 1985 los dos ladrones violaron la seguridad del recinto y se llevaron más de 100 piezas arqueológicas como la máscara del rey maya Pakal. Las autoridades pensaron que se trataba de un saqueo hecho por profesionales; sin embargo, unos años después, se dieron cuenta de lo que realmente había sucedido y el golpe se dio. Ahora bien. Museo no sólo se trata de narrar desde una perspectiva de cine lo que sucedió, sino de ahondar en los problemas que le siguieron a Juan y Benjamín cuando la culpa y la adrenalina de haber salido triunfantes, se fue. Museo se estrenó durante la Berlinale de este año y recibió buenas críticas en varios aspectos de la producción como la dirección de Alonso Ruizpalacios y las actuaciones de Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris.

Xquipi’ Guie’dani

El choque cultural en un país como México es muy fuerte. Desde hace algunos años se ha hablado con mayor fuerza de la discriminación y el clasismo presente en nuestra sociedad, sobre todo cuando este se representa en las comunidades indígenas y su llegada a las grandes ciudades como la capital del país. ¿Hay espacio para la tolerancia entre personas que hablan el mismo idioma –y esto no es siempre– pero no comparten la misma cultura? De esto se trata la cinta Xquipi’ Guie’dani de Xavi Sala, nombre que en zapoteco significa El ombligo de Guie’dani.

En esta cinta conocemos a Guie’dani, una niña de Oaxaca que se muda a la Ciudad de México con su madre cuando esta consigue un trabajo con una familia de clase media alta. En un principio, la niña es bien recibida en su nuevo “hogar”, pero pronto las diferencias culturales –mas no de educación– entre Guie’dani y los miembros de la casa, comienzan a ser un problema. De este modo, la protagonista no sólo se cuestiona y debate entre las creencias milenarias que le enseñó su madre y todo lo que debe imponerse en un nuevo lugar que no comprende a fondo la importancia histórica de su pasado.

Beautiful Boy

Actualmente, cualquier película que cuenta entre su reparto con Timothée Chalamet, dará mucho de qué hablar, sobre todo después de su nominación al Oscar por su trabajo en Call Me By Your Name de Luca Guadagnino. Con algunas cintas, este actor ha demostrado ser uno de los mejores de su generación y la última prueba se encuentra en el drama Beautiful Boy de Felix Van Groening, el primer filme en inglés del director belga. Junto a Chalamet aparece Steve Carell, y ambos dan vida a David y Nic Sheff, un padre e hijo que luchan contra la adicción de Nic, pero sobre todo, contra la construcción de una identidad arraigada a su familia y la aparente incomprensión de su padre. Esta cinta de Amazon Studios se ha perfilado como una de las más importantes a nivel internacional gracias a la carga emocional que imprimen los actores en sus interpretaciones, pero también por el hecho de que se trata de una historia real y orgánica que pone a prueba tanto a los creadores como a las audiencias. 

Las niñas bien

Junto a Museo,esta cinta de Alejandra Márquez es considerada como una de las de más alto perfil a nivel nacional. Basada en el libro homónimo de Guadalupe Loaeza, Las niñas bien está ambientada en la década de los 80 y sigue la vida de Sofía, una mujer que pertenece a los más alto de la élite en México y cuya vida parece “sencilla” gracias a las comodidades y privilegios de los que goza; sin embargo, todo cambia cuando la crisis económica y política del país, la afecta de forma directa. El punto alto de la cinta no sólo es el dinero, sino el vacío emocional de una vida así: ¿Qué realidad es la que Sofía desconoce? Desde hace mucho, México ha prestado su cine para representar las distintas realidades del país: a través del drama, conocemos al peor México, el de los pobres y la inseguridad, la violencia; y en la comedia, conocemos a la burguesía y lo que no alcanzamos a ver y muchos menos comprender. Sin embargo, Las niñas mal a diferencia de todas esas comedias que mantienen la imagen de un sector de la sociedad en una nube poco real, nos da una perspectiva mucho más compleja y personal que nos deja en claro que el vacío existe en todas partes.

A morir a los desiertos

Marta Ferrer Carné

Recorrer los puntos más desconocidos de un país como México nos lleva a distintas realidades que pensamos, desde lejos, no pueden ser posibles. Sin embargo, allí están y forman parte de un imaginario importante a pesar de estar en un espacio, tiempo y sector muy pequeño de una sociedad tan grande como la nuestra. Una de ellas es el Canto Cardenche de Durango y sus últimos sonidos presente en esos últimos cantantes que quedan. Este tipo de música nació como una forma de sobrevivir, o mejor dicho de sobrellevar la tragedia, la pobreza, la tristeza, la soledad y el frío de un campo algodonero lleno de peones que cantan. El documental A morir en los desiertos hace un recorrido actual por este canto nacional que lleva entre nosotros casi dos siglos, pero que ahora se extingue no por la falta de instrumentos –pues nunca los ha llevado– ni el formato a capella o el tema de las canciones, sino por el olvido de que la música y los que la cantan existen.

Imagen de ‘A morir a los desiertos’.

CLIMAX

Gaspar Noé es uno de los realizadores franceses más conocidos desde hace 20 años gracias a la controversia que sus filmes, en todos los aspectos, han causado en las audiencias. Uno de los mejores ejemplos de su trabajo es Irreversible de 2002, una cinta sumamente cruda que presentó, sin entran en amarillismos, una escena de violación de casi 10 minutos que un principio parece grotesca, pero gracias a su contexto, resultó necesaria. Durante los siguientes años, Noé no logró ese mismo impacto que a principio del milenio; sin embargo, esa “mala” racha ha terminado con la llegada de CLIMAX, su último largometraje que parece ser una mezcla de baile, erotismo y muerte. Esta película está protagonizada por Sofia Boutella y nos presenta en una sola noche, una de las partes que tanto describía Freud en su obra: el caos y la destrucción llevada, esta vez, por un grupo de bailarines cuya realidad es totalmente alterada cuando consumen sangría llena de LSD. ¿Cuáles son las consecuencias? A través del baile como una metáfora, Noé nos describe una situación de rebeldía violenta que no puede terminar muy bien. El regreso de Noé es uno de los puntos más altos del cine este 2018.

El sembrador

Melissa Elizondo

Siempre hemos escuchado diversas metáforas relacionadas con la educación de los niños y el lugar que tanto los alumnos como los maestros ocupan en un periodo de aprendizaje como este. Una de las más conocidas es el hecho de que los maestros son sembradores que implantan una semilla de conocimiento en cada uno de sus alumnos… y de eso se trata este filme documental de Melissa Elizondo que, como su nombre lo indica, trata de forma directa el trabajo de los maestros rurales y el impacto que generan, aunque sea “pequeño”, en su comunidad. El sembrador nos presenta la historia de Bartolomé, un maestro de las montañas de Chiapas que sabe que el conocimiento no se debe quedar en un libro de texto ni en un salón de clases, sino que debe salir y ser. A través de su filosofía de vida, Bartolomé como muchos otros se ha convertido en la pieza central de la educación de muchos niños que no sólo conocen, sino aprenden y no lo hacen sentados, sino recorriendo el lugar que los está viendo crecer con el fin de convertirse en buenos estudiantes y, por ende, en mejores seres humanos.

El Sembrador
Foto: FICM (El Sembrador)
Comentarios