Más espacios verdes, menos desigualdad

De acuerdo con una investigación escocesa, mayores espacios verdes pueden disminuir la diferencia entre ricos y pobres. Estos estudios publicados en la revista The Lancet, se realizaron haciendo comparaciones entre las muertes de una población y su relación con espacios verdes.

Los médicos ya tenían en cuenta que el nivel de ingresos es factor relevante en la conservación de la salud de los individuos (por el acceso a servicios de salud, buena alimentación y estilo de vida). Sin embargo, vivir cerca de un parque disminuye esta diferencia, pues vuelve a las personas más saludables.

Cuando se analizaron los récords de más de 360.000 personas fallecidas entre 2001 y 2005, se hizo evidente que incluso los espacios verdes pequeños producían una diferencia considerable en cuanto al riesgo de sufrir enfermedades fatales, muy propensas de las personas de menores recursos.

Además los científicos Richard Mithchell de la Universidad de Glasgow y Frank Popham de la Universidad de St. Andrews, añaden que otras investigaciones indicaron que el contacto con la naturaleza también ayuda a disminuir la presión arterial, y quizás contribuya a una recuperación más rápida después de una operación quirúrgica.

Las implicaciones de este estudio son claras, los entornos que promueven el bienestar pueden llegar a ser cruciales en la lucha por reducir las desigualdades“, dice el estudio.