Serie Mundial 2018: En un juego larguísimo, Dodgers gana el primero

El juego fue más largo que la cuaresma, tuvo una infinidad de extrainnings, 18, el juego más largo de la historia de la Serie Mundial. Tanto que se olvido el sublime trabajo de  Walker Buehler, el pitcher abridor de los Dodgers, silenció a los Boston Red Sox que mordieron el polvo en los más de cien lanzamientos del Señor de los 24 años. 

Pero eso duró 7 entradas. Después hubo drama, muchísimo.

Foto:Google

Walker Buehler, y las 7 primeras entradas

El infinito trabajo de Bueller se vio reflejado en cada una de las siete entradas que lanzo sus torpedos. Con esa derecha biónico, Walker nada más permitió 2 hits, retiró a 11 en fila. Por momentos el derecho, era un zurdo con el número 34.

Foto:@LosDodgers

Bastó con una carrera, un bombazo de Joc Pederson para que estos Dodgers se pusieran por delante.

Pero los ‘Patirrojos’ por eso son los favoritos. Jack Bradley empató el partido con un cuadrangular milagroso que cortó 16 retirados en fila.

El juego se fue a extra innings, y error tras error los Dodgers perdieron la ventaja.

Los de Boston necesitaron más de 8 pitchers, pero valió la pena.

Foto:@RedSox

Y todo comenzó con una base por bola. El error se convirtió en carrera. Y todos ha sufrir.

Foto:@RedSox

Pero los Dodgers despertaron. Los Dodgers se quedaron con el tercer juego de la Serie Mundial gracias al cuadrangular en el inning 18.

Comentarios