WTF?! Mexicana se extirpa el ombligo para regalárselo a su novio

Y en un capítulo más de “Cosas que NO debes hacer cuando estás enamorado”… Aquí en Sopitas.com siempre nos preocupamos por ustedes, por eso constantemente les traemos historias de amor que salen mal, esto con el único objetivo de proteger sus corazones y que no terminen como el tipo que pidió matrimonio con un Lamborghini y fue bateado o bien, como el morrito de 13 años que creyó era una buena idea robar el auto de su mamá para ir a visitar a su amada. 

Si bien los ejemplos anteriores fueron protagonizados por hombres con dinero (algo así), sabemos que el amor no respeta género ni condición económica, y en esta ocasión les contaremos el caso de una chica mexicana que en un arranque de amor, de esos que a todos nos dan, decidió darle un regalo especial a su entonces novio. Pero no fue una tradicional carta hecha a mano o un peluche con globitos de colores, esta señorita le obsequió nada más y nada menos que su… ¡¿ombligo?!

Foto vía: DailyMail

No es broma. Hace tres años, en el 2015, Paulina Casillas Landeros, quien en ese entonces tenía 23 años de edad, se hizo una operación para extirparse el ombligo y regalárselo al entonces amor de su vida, esto acompañado de una nota que decía “te quiero”. ¿AAAAAW? Bueno, siguiendo con la historia, Paulina le dijo al Daily Mail que lo hizo porque estaba muy enamorada de su novio en ese entonces, ya que el chico la había apoyado en muchos momentos difíciles. ¿Quién dijo que las mujeres románticas no existen?

El ombligo de Paulina con todo y piercing. Foto vía: DailyMail

Como buena historia de amor joven, Paulina Casilla y su novio tronaron. Con el paso del tiempo que la jovencita mexicana se ha dado cuenta que lo que hizo no fue una idea muy brillante. Primero porque se echó una broncota con su familia al punto de que le dejaron de hablar. Luego porque la herida del ahora inexistente ombligo se le infectó al grado de tenerla en cama por días. Y después porque el chico a quien le obsequió su inusual parte del cuerpo ya no es su pareja. 

Foto vía: DailyMail

En fin, al menos Paula ahora es consciente de lo que hizo: “Fue algo que hice en el impulso del momento, éramos jóvenes y estúpidos, pero así es como me sentía”. Aunque la historia no tuvo un “felices por siempre”, la chica asegura que tiene una buena relación con su ahora ex-novio, quien aún conserva el ombligo que le obsequió hace tres años. En fin, no podemos juzgarla por lo que ha hecho, sin embargo, esperamos que esto les sirva de lección y aprendan que hay cosas que no se deben hacer cuando nos pica el bicho del amor.

*Spoiler alert: No lo aprenderás y harás esas cosas de todos modos**

 

Comentarios