¡Noooo, llévame a mi! Checo Pérez abandonó el Gran Premio de México por falla mecánica

El Gran Premio de México perdió gran parte de su encanto pasado las primeras 40 vueltas, pues el mexicano Sergio Perez se vio obligado a abandonar la carrera debido a un problema hidráulico en su monoplaza, lo que le obligó a entrar a pits para guardar su monoplaza.

Checo Pérez largó desde el cajón número 13 y de inmediato superó a Fernando Alonso y aprovechó el temprano ingreso a pits de Esteban Ocon para remontar al undécimo sitio en la primera vuelta.

Ocon perdió el alerón delantero tras un contacto con Nico Hulkenberg y el alerón golpeó el monoplaza de Fernando Alonso, quien quedó fuera de la carrera, por lo que Checo ya no se tuvo que preocupar por alguna persecución del español.

El mexicano protagonizó una ardua lucha con Marcus Ericsson (Haas) para ingresar a la zona de puntos y en la vuelta 16 al fin pudo superarlo, incluso se puso en séptimo al aprovechar la entrada de los Renault a pits.

El mexicano ingresó a pits para cambiar neumáticos y a su regreso a la pista en el giro 32 y a su regreso a la pista se metió en el tráfico de los autos coleros y ahí vino su desgracia, pues reportó una falla en hidráulica en su auto, que lo dejó sin frenos y lo orilló al abandono.

Esta es el peor resultado de Checo en el Gran Premio de México, pues en los tres años anteriores se había metido en la zona de puntos.

“El único fin de semana que quieres que sea perfecto, pero al final nuestr deporte es así, dependes de una máquina. Me quedo con el cariño de la gente y el orgullo de dejarlo todo, teníamos el séptimo en la bolsa, pero nos quedamos sin frenos por una falla hidráulica en una de las bombas”, explicó el mexicano.

Comentarios