Tres años de Pedro Kumamoto

Por Mariel Miranda

Mañana termina oficialmente la diputación de Pedro Kumamoto representando al Distrito 10 de Zapopan en el Congreso de Jalisco. Kuma logró grandes cosas en tan sólo tres años, dejando una marca imborrable en miles de mexicanos que ven en él un ejemplo de responsabilidad, compromiso, honestidad y trabajo duro. Su ejemplo y el de su equipo han demostrado que hay otra manera de hacer política e incidir sin grandes capitales o corporaciones, pero sí con el apoyo de las personas comunes. Terminará su diputación pero aún hay mucho futuro para una de las voces más fuertes de nuestra generación.

Hace tres años, un grupo de jóvenes tapatíos hizo suya la oportunidad de lanzar una candidatura independiente. Una herramienta electoral que se utilizaba por primera vez tras la reforma electoral de 2014. La candidatura no estaba enfocada en ganar, sino en mostrar que era posible hacer otra política: una austera, cercana y que pusiera a las personas al centro. Sin embargo, las personas del Distrito 10 vieron en su candidatura la promesa de una representación distinta en el gobierno, de un futuro distinto. Por eso 57,215 personas hicieron de Pedro el primer diputado local sin partido de la historia moderna de México.

No fue un camino sencillo, especialmente en uno que no estaba reglamentado. Sin manual, sin guía ni ejemplo, el equipo de Kuma logró llegar al Congreso. El ingenio y la creatividad lograron que con sólo 232 mil pesos ( apenas el 20% del límite) se triunfara en esa elección. A partir de ese momento, la diputación de Kuma brilló por su nivel de proposición, su transparencia y sus buenas prácticas.    

Kuma y su equipo lograron avanzar iniciativas como la “Ley de Hospitalidad para Migrantes”, que mejoró las condiciones de atención para migrantes a su paso por Jalisco; “Fuera el fuero” que lo eliminó para funcionarios jaliscienses; el llamado a la aplicación de la NOM-046, que exigió la aplicación de regulaciones federales en casos de violación infantil y adolescente para poder abortar (haciendo más que cualquier partido político por avanzar el tema en Jalisco); el impulso a “Una Fiscalía que Sirva” para tener un fiscal verdaderamente independiente en el estado; y “Sin Voto No Hay Dinero” que redujo el financiamiento público local a los partidos y que incluso fue presentada en comisiones del Congreso Federal ( una proeza para una iniciativa de un diputado local sin partido) pero frenada por los intereses de los partidos.

Wikipolítica
Foto: Alejandra Leyva

¿Cómo logró tanto con tan sólo una diputación? Con la organización comunitaria de miles de personas, ONGs, activistas, empresarios y demás. Kuma logró avanzar su agenda progresista porque la gente no se sentía representada por los partidos políticos y veía en su esfuerzo independiente un nuevo paradigma para la incidencia y el cambio. Todo esto haciendo política: negociando, discutiendo y cambiando preferencias entre todos los grupos políticos.

Su ejemplo logró que la organización que lo respaldó en su candidatura pasara de un pequeño grupo de amigos a un movimiento nacional con presencia en 10 estados de la república. Wikipolítica ha logrado avanzar iniciativas como Alcaldías Abiertas en la CDMX, la Ley de Participación Ciudadana en Chihuahua, Desplástificate en BCS y muchas más.  Además, la red lanzó 17 candidaturas independientes en la pasada elección, alcanzando casi un millón de votos a nivel nacional.

No todo ha sido positivo. Lamentablemente Kuma no llegó al Senado debido a las alianzas partidistas, la guerra sucia en su contra que incluyó panfletos de su imagen acompañada de fetos ensangrentados, declaraciones del cardenal en su contra y millones de pesos en redes sociales llamándolo abortista. Al tiempo que su respuesta a esta crisis no dejó contento a ningún bando.

Sin embargo, queda mucho para Kumamoto y Wikipolítica. Habrá que preguntarle a él qué sigue personalmente. Lo cierto es que tres años en el foco mediático cansan mucho. Kuma ha tomado mucha responsabilidad a temprana edad. Quizá le toca disfrutar un poco de su juventud. Wikipolítica sigue siendo un experimento en cambio continuo. La red sigue evaluando y planeando cómo incidir desde diversas maneras de hacer política. Vamos a seguir su ejemplo. Vamos a innovar y trabajar por la política que soñamos: una feminista, horizontal, sostenible y centrada en las personas. 

*****

Mariel Miranda es coordinadora de Wikipolítica CDMX, una organización política sin filiaciones partidistas.

Facebook: WikipoliticaCDMX

Twitter: @wikipoliticacmx |  @MarielMmi

Comentarios