Presenta Andrés Manuel López Obrador la “Ley de Confianza Ciudadana”

Aunque muchos ven el resultado de la cancelación del aeropuerto de Texcoco como una de las primeras señales de que el gobierno de López Obrador será un completo desmauser… el presidente electo toma las cosas con más calma y señala que es el primer paso para la Cuarta Transformación: acabar con la corrupción y la impunidad. Y bueno, hablando de este tema, dio más detalles de lo que será su “Ley para la Confianza Ciudadana”.

En video compartido en sus redes sociales, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se aventó unos buenos minutos para hablar sobre el por qué del enojo de algunos sectores contra la decisión de acabar con el proyecto de Texcoco… pero eso no es el asunto, sino compartir su idea para que ese mal también sea desraizado de las partes bajas de la sociedad. Ya saben, porque el asunto es barrer de arriba para abajo… o algo así.

La cuestión es que nuevamente hizo mención a la ya anunciada desaparición de inspectores de Profeco, SAT y demás dependencias que se dedican a nomás andar pidiendo mordidas bajo amenaza de cerrar changarros… digo, checar que los establecimientos mercantiles  no se pasen de lanza con el público. Así que el asunto va en serio y será conocido de forma tentativa como “Ley de confianza ciudadana”.

Será “un artículo en el que se anuncia la suspensión de la vigilancia y la fiscalización a establecimientos comerciales, mercantiles y de servicios, es decir, ya no va a haber fiscalización a las tiendas, a las empresas, en los talleres, a los consultorios, a los restaurantes, ya no van a haber inspectores de todo el gobierno federal. Se suspenden inspecciones”.

¿Tons, ahora cómo serán regulados? Ahhhh, ahí es donde entra la confianza. De acuerdo con López Obrador, será suficiente con que el dueño de una empresa o negocio manifieste, bajo protesta de decir verdad, que es conocedor de las leyes, sus obligaciones y que se va a portar bien… así, sin necesidad de abogados o alguien que avale su dicho.

¿Y nomás con eso? Claro que no… recurriendo a su infalible uso de la tómbola, AMLO agrega que se creará un padrón confidencial en el que, periódicamente, una mano santa meterá su manita para ver quién es el ganón de la rifa del tigre. Es decir, por sorteo se elegirá algún amiguito que le pase a la inspección. Así, de sorpresa. “Estamos por definir en qué porcentaje se van a llevar a cabo las elecciones, por ejemplo en 1% de todos los inscritos, entonces a los que salgan seleccionados de todo el universo, esos serían revisados, 99% no, porque no habrá salido en el sorteo”.

A la espera de que esta confiada ley sea aprobada en diciembre, López Obrador adelantó que ésta será presentada formalmente el primer día de sus funciones, aclarando que los inspectores no se quedarán sin chamba, sino que serán asignados a otras labores, lejos de la tentativa de pedir mordidas. Así sea.

Comentarios