Y en Reino Unido ya es legal el uso de marihuana con fines terapéuticos

En una apuesta por ayudar a los pacientes con “necesidades médicas específicas”, Reino Unido decidió legalizar la marihuana para su uso terapéutico, en julio pasado. Finalmente, el día de ayer la legalización se volvió un hecho y los pacientes podrán adquirir marihuana para tratar enfermedades como la epilepsia, esclerosis múltiple o controlar los efectos de la quimioterapia.

Esta decisión se tomó a raíz de los casos de Alfie Dingley y Billy Caldwell, dos niños con epilepsia a quienes se les había prohibido el acceso a aceite con base de cannabis —se supone que esta sustancia ayudaría a los niños para enfrentar su enfermedad y ayudar a mejorar su calidad de vida—.

En Reino Unido, estos casos confrontaron a la sociedad y al gobierno. Sin embargo, el 26 de julio, dio el “sí” para la legalización con fines terapéuticos. Peeeeeero, de acuerdo con Sajid Javid, ministro de Interior, esta decisión no es un paso para la legalización de la marihuana con uso recreativo.

Foto: shutterstock.com

Mejorar la calidad de vida

Los promotores de la legalización, argumentaron que esta medida mejorará la vida de los pacientes que sufren “en silencio”, como Billy Caldwell —quien tiene 13 años de edad y ha buscado este recurso junto con sus padres de familia—.

Vale recordar que en este país, el cannabis era clasificado como una droga sin valor terapéutico —aunque en países como Alemania, Finlandia, Portugal, Italia o Austria legalizaron su uso medicinal. Sin embargo, con este cambio a la ley, el Departamento de Salud de Reino Unido ha clasificado los medicamentos derivados del cannabis para que puedan ser prescritos.

Además, continuará el control sobre algunos productos y se definirá cuáles no estarán disponibles aunque sea con prescripción. Pero, por lo pronto, el gobierno dio el primer paso. Mientras, en nuestro país continúa la discusión sobre la legalización de la marihuana, pero con otra perspectiva: para disminuir la incidencia del crimen organizado.

**Foto de portada: shutterstock.com

Comentarios