Pese a que él renunció, IECM liquidará a hermano de diputado Toledo con casi un millon de pesos

Enrique, Clavillazo, Ochoa Reza… ¿eres tú? Pues casi, porque aplicando las del exlíder nacional del PRI a su salida de la CFE, el hermano del flamante y tuitero diputado Mauricio Toledo será jugosamente liquidado por el IECM… pese a que él fue el que voluntariamente presentó su renuncia.

De acuerdo con Reforma, hace unos meses Nelson Toledo presentó su renuncia como subcontralor en el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM)… y pues ya, todos pensaban que “ moría”… Pero nel, dijo Nelson y presentó un oficio en el que exigía el pago de su término de vínculo laboral… así, modestamente el carnal del legislador pidió 667 mil pesos.

La estratosférica suma (para los ciudadanos comunes y corrientes) correspondía –según Nelson– a tres meses de salario, además del finiquito por aguinaldo. ¿Pues cuánto ganaba el susodicho? Pues para coraje de AMLO, el hermano del legislador del PRD se embolsaba  221 mil 307 pesitos brutos (cof, sin contar lo que se llevó por presuntos moches que habría cobrado, cof, cuando, cof, en 2014, era Subcontralor de Atención Ciudadana y Normatividad del Instituto Electoral local, cof).

En fin, aunque el secretario administrativo del IECM le dijo a Nelson Toledo que “ahorita no, joven”, ya que el Instituto no tenía dinero para dar tal suma… pues quién sabe quién movió sus influencias, pero resulta que el susodicho sí recibirá su merecida liquidación.

Pese a las acusaciones en su contra, por desvío de recursos y presunta participación en dos homicidios, Mauricio Toledo figura en las listas del PRD

Y hasta salió ganón. En lugar de los mugres 667 pesitos que pidió, los de l IECM le dijeron que hasta le podían dar más y, por ello, estará recibiendo la nada despreciable suma de 952 mil pesos, esto por orden de la titular de la Unidad Técnica de Asuntos Jurídicos, María Guadalupe Zavala.

“Solicito atentamente gire sus apreciables instrucciones a quien corresponda, a fin de que se realice la cuantificación relativa a tres meses de salario bruto, prima de antigüedad, 20 días por año de salario laborado, vacaciones no disfrutadas, parte proporcional de aguinaldo y prima vacacional, así como las demás prestaciones que conforme a derecho corresponden al trabajador”, señala el oficio que mandó Zavala.

Utssss… qué a todo dar. Así sí da gusto renunciar.

Comentarios