¡Ya bajó! Después de seis horas, el hombre de la antena toca tierra sin lesiones

A las 6:15 de la mañana, un hombre sorprendió a la CDMX con una intrépida escalada que parecía ser un intento de suicidio. Poco más de seis horas después, las autoridades lograron convencerlo de bajar de una antena que adorna el Centro Histórico antes de que sucediera alguna barbaridad.

Ya con más calmita y después de entrevistarse con el personal de apoyo, el hombre estaba muy espantado. Según esto, alguien de la Policía lo había correteado y dijo que por su “situación vulnerable” necesitaba apoyo.

La única manera en la que lo convencieron de bajar fue asegurándole que los elementos de la policía no lo iban a tocar. Claro, también le dieron un speech sobre el valor de la vida y de Dios: “le dije que si confiaba en Dios, que Dios quería que estuviera vivo, que nadie lo iba a tocar, que confiara en mi palabra”, contaba el Jefe de la Policía.

Raymundo Collins, el Secretario de Seguridad Pública de la CDMX, en una declaración para Reforma, confirmó que el hombre solamente tenía una pequeña lesión en el pie. 

De todas maneras, ya lo trasladaron al Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) para que le den más valoraciones y si es necesario que haga una visita al hospital, llevarlo de inmediato.

Si todavía tienen dudas de cómo Sergio —así se identificó— llegó hasta allá, las autoridades de la CDMX no podrán darles respuesta. Raymundo Collins dijo literal que no saben cómo llegó a la antena y tampoco tienen idea de cómo entró al edificio. 

Comentarios