FIFA se defendió tras las acusaciones de Football Leaks ¿A quién le creemos?

Football Leaks pone a temblar a la FIFA cada vez que se dan a conocer datos sobre que comprometen diversas estructuras del futbol mundial y Gianni Infantino, presidente del organismo, fue salpicado por un nuevo informe en el que se asegura que el mandatario encubrió al PSG y Manchester City cuando era secretario general de la UEFA, al permitir millonarios ingresos por parte de los gobiernos de Qatar y Emiratos Árabes que violaron el Fair Play Financiero.

La FIFA ya contestó y como era de esperarse, indicó que no es cierto, que la información no es verídica, que son una santas palomitas y que el mundo quiere hacerle un complot.

Mediante un comunicado, la FIFA explicó que cuatro semanas atrás recibió cientos de preguntas de periodistas “basadas en correos electrónicos privados e internos y otra información a la que (terceros) había accedido (ilegalmente)”. El organismo aseguró que respondió a las preguntas, pero sus respuestas fueron ignoradas por Der Spiegel, el semanario que publicó los reportes de Football Leaks.

“Parece obvio que el ‘informe’ realizado en algunos medios de comunicación indica que solo hay un objetivo particular: un intento de socavar el nuevo liderazgo de la FIFA y, en particular, el Presidente, Gianni Infantino, y la Secretaria General, Fatma Samoura”, dice el comunicado.

En el mismo refiere que Infantino ha encabezado una nueva desde la presidencia de la FIFA, la cual estaba en el abandono con Joseph Blatter y que lo malo que se ha dicho acerca del organismo proviene de funcionarios que enfrentan proceso penales, otros que fueron “eliminados, reemplazados o infelices” y que buscan desestabilizar a la FIFA en beneficio de sus propios intereses. “El antiguo régimen fue barrido, bajo una nube de vergüenza”.

Respecto a los puntos sobre el supuesto encubrimiento al PSG y al City, la FIFA explicó “NINGUNO (sic) de los “informes” contiene algo que incluso remotamente equivaldría a una violación de cualquier ley, estatuto o reglamento”, es decir, que los ingresos que estos clubes obtuvieron, fueron legales.

El comunicado termina con una cita de Gianni Infantino: “Siempre es un desafío cambiar las cosas, avanzar y unir a las personas para hacer mejor las cosas. Y, como estamos implementando resueltamente las reformas en la FIFA, siempre tuve claro que me enfrentaría a una fuerte oposición, especialmente de aquellos que ya no pueden beneficiarse sin vergüenza del sistema del que formaban parte. Pero esta es la razón por la que fui elegido y para mí habrá un enfoque y un solo enfoque: mejorar y desarrollar el fútbol en todo el mundo. Y hoy estoy más comprometido y decidido que nunca a seguir cumpliendo con esta tarea”.

Der Spiegel aseguró que la próxima semana revelará el caso de un jugador multicampeón de la Champions League que no superó pruebas antidoping.

Comentarios