Andrew Lincoln se despide de The Walking Dead con una emotiva carta

Estamos a poco tiempo de que Andrew Lincoln diga adiós a su papel como Rick Grimes en The Walking Dead. Muchas cosas han pasado desde que aquel valiente policía despertó de un coma para ver el apocalipsis zombie; desde el reencuentro con su familia, hasta las vivencias que lo han visto conocer y ver morir no sólo a sus amigos, sino a varios enemigos formidables.

La batalla de este héroe contra los muertos vivientes terminará en “What Comes After”, el quinto episodio en la novena temporada de la serie. Aquí veremos el fin de un largo ciclo y lo que podría ser el inicio de otro. Pero si somos francos, no sabemos que será de esta franquicia, aunque no nos sorprendería que la historia de TWD continuara incluso sin la presencia de su protagonista.

Por su parte, Lincoln decidió compartir con los medios una carta de agradecimiento. Esta fue dedicada a todas las personas que trabajaron con él, así como a la audiencia y todos los que siguieron su trayectoria en el show.

“Gracias…

Por habernos acompañado en este viaje. Por estos nueve años de miedo y, podríamos decir, dolor, en los que pudieron ver 115 episodios. Gracias por su servicio al periodismo y su resistencia, más allá de lo humano.

Gracias por entender que, a pesar de la cantidad de muertos, es una serie que habla sobre todo de lo que está vivo. Es una historia de esperanza, de familia y de fraternidad. Se trata de individuos que no tienen nada en común pero que descubren que están ligados, unidos en su búsqueda de humanidad y de la tierra prometida. Es una historia incluso más pertinente ahora que cuando inició la serie.

Rick ha sido el papel más apasionante, exigente y placentero de mi carrera. Y durante una buena parte de la década, la mejor aventura de mi vida profesional. Esta novena temporada es todo por lo que me enamoré de la serie hace años y es precisamente lo que queríamos hacer desde que grabamos el piloto.

Según mi cuenta personal, he matado a más de 400 zombies, perdí un caballo y encontré otro, perdí una hija… que no estaba bien, comí un perro, usé dos ponchos de carne, escapé a un grupo de caníbales hipsters, sin mencionar los dos disparos que recibí, los golpes y las puñaladas en el vientre. También mordí el cuello de un hombre (lo siento, fue muy extraño y sabía a pollo) y le puse suelas nuevas a mis zapatos… 12 veces.
Todo comenzó como un film independiente que después se convirtió en un acrónimo de tres letras (WTF?). Durante este tiempo pudimos ver, por un lado, mordidas de zombies, pero por el otro la belleza de nuestro planeta azul. Desde Tokio hasta Trinidad, los fans del mundo se unen por el amor que le tienen a esta historia… y a la extraordinaria melena de Norman Reedus.

Fue un viaje completamente loco marcado por la relación entre la serie y sus fans, pero también gracias a periodistas como ustedes. Seguiré de cerca su cobertura de la serie y de mis amigos de Atlanta en las próximas temporadas. Vienen cosas increíbles.

De nuevo gracias por todo esto. Por las cosas buenas y las cosas malas y porque no seríamos una prensa libre sin el combate contra el mal. Esperando que nuestros caminos se crucen de nuevo, tengan calma y siempre lleven consigo un machete rojo…

Andrew Lincoln”

Ahí lo tienen, damas y caballeros del público. Esta es la dedicatoria que pocos actores hacen hacia el trabajo que les ha dado de comer durante tantos años. No hay mucho que decir (o al menos no sin repetir lo que ya expresó Lincoln), pero si de algo estamos seguros, es de que extrañaremos muchísimo a aquel hombre con sombrero e insignia.

Hasta siempre, Rick Grimmes. ¡Te recordaremos cada que le demos cuello a los muertos vivientes!

Comentarios