Estadounidenses están formando sus propias “caravanas” para detener a migrantes

A semanas se haber salido de Honduras, la Caravana Migrante continua con su recorrido por territorio mexicano con el único propósito de llegar a la frontera con los Estados Unidos y de esa manera poder cruzar al otro lado. Obviamente sabemos que esto no tiene nada contento al presidente Donald Trump, quien en más de una ocasión ha dejado en claro que hará todo lo que esté en sus manos para evitar que los migrantes centroamericanos pisen territorio estadounidense.

Todo parece indica que él no es el único que tiene esa firme intención, ya que el diario The Washington Post ha dado a conocer que varios ciudadanos estadounidenses decidieron formar sus propias caravanas y, con ayuda tiendas de campaña, rifles y hasta drones, planean irse a la frontera para detener a los migrantes centroamericanos que intenten cruzar la frontera e “invadir su país”. WTF?!

Shannon McGualey, un residente de Dallas y también presidente de los Minutemen, en Texas, dijo al diario que tomaron esta decisión luego de escuchar el llamado que ha hecho el presidente, Donald Trump, para restaurar el orden y defender el país de una posible invasión, pues el mandatario ha dicho en varias ocasiones que la Caravana Migrante alberga a criminales violentos y árabes. “Nos hemos probado a nosotros mismos en el pasado, lo haremos de nuevo”, dijo McGualey.

Estadounidenses están formando sus propias "caravanas" para detener a migrantes
Michael Vickers, uno de los hombres texanos que buscan apoyar a la policía fronteriza para no dejar entrar a los migrantes centroamericanos. Foto: Dominic Bracco/ The Washington Post.

El hombre detalló que al menos 100 voluntarios ya se dirigen a la frontera para ayudar a las autoridades fronterizas a detener a los migrantes y aseguró que “los teléfonos no dejan de sonar”, por lo que más civiles podrían unirse a su caravana:“No puedo determinar un número. Tenemos algunas milicias, esposos y esposas, gente viniendo desde Oregon, Indiana, incluso algunos desde Canadá”, comentó. Cuando el diario le preguntó si estaban dispuestos a usar armas de fuego, el hombre respondió “Esto es Texas, hombre”.

Si bien esto podría sonar como la gloria para Trump, al Ejército de Estados Unidos no parece gustarle para nada la idea, pues les preocupa que lleguen grupos armados “no regulados” a la frontera. Si el caso en sí ya es alarmante, la preocupación aumenta más porque varias milicias han robado equipo de la Guardia Nacional y con eso les sería más fácil disfrazarse de policías fronterizos y hacer de las suyas contra los migrantes.

Migrantes en la Ciudad de Tecún Umán. Foto: Reuters.

Por otro lado, hace unos días se dio a conocer que en febrero el gobierno de Estados Unidos comenzará la construcción de un pedazo de 10 kilómetros del muro fronterizo en Texas, y según un comunicado emitido por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, ya hasta tienen un contrato asignado, el cual tiene un monto de 145 millones de dólares. Bien barata la cosa.

Foto destacada: Getty Images

Comentarios