5 cosas que no sabías sobre Don Melquiades, la voz del Estadio Azteca

Una leyenda del futbol mexicano nos ha dicho adiós. Don Melquiades Sánchez Orozco, la voz oficial del Estadio Azteca falleció a los 90 años de edad.

Un hombre dedicado al futbol. Un hombre que sin quererlo, se convirtió en una leyenda de la locución mexicana. Y un fiel seguidor del balompié mexicano. Entre esa y otras cosas, te vamos a decir 5 datos curiosos que no sabías sobre Don Melquiades.

Foto: Google

1.- Un apasionado del arte: Una tragedia lo llevó a trabajar en la radio. Pero Don Melquiades desde niño mostró una pasión única por la pintura y por la electrónica. Incluso realizó unas exposiciones que le dieron dinero para viajar ‘un tiempo’ a la ciudad de México. ¿Quién diría que una voz tan privilegiada, no pensaba serlo y lo descubrió por un golpe de suerte?

2.- ¿Cómo llegó a la radio? Su pasión por la electrónica, lo llevó a visitar una emisora de su ciudad para ver cómo funcionaba el sistema de transmisión. Mientras esperaba, alguien se le acercó para preguntarle si era la persona que iba a realizar las pruebas y él contestó que sí. Realizó la prueba y por su gran voz, se quedó. Así empezó la historia de una leyenda.

3.- ¿Y al Azteca, cómo llegó? Su intención era pasar sólo un tiempo en la Ciudad de México, pero se convirtió en su casa. Tras la construcción del Estadio Azteca y a petición del propio Azcárraga Milmo, el ‘pintor’, como lo conocían, fue a realizar pruebas para hacerse cargo del sonido local. Una vez más, la prueba fue exitosa y Don Melquiades se quedó 52 años como la voz del Coloso de Santa Ursula.

Foto: Google

4.- No asistió a su primer día de trabajo: Don Melquiades se quedó con el puesto, pero no se enteró sino hasta después del primer día. En el juego del América frente al Torino, que inauguró el Estadio Azteca, la voz oficial no estuvo presente porque nadie le avisó que se había quedado con el puesto. Un par de semanas después pudo ‘debutar’ ya en un juego de Primera División.

5.- Testigo de Pelé y Maradona: Don Melquiades fue verdaderamente un ícono. ¿Quién más puede presumir el haber sido testigo de dos de los mejores futbolistas de la historia? Pelé y Maradona. Ambas estrellas pisaron la cancha del Estadio Azteca y Sánchez Orozco fue su voz oficial.

Comentarios