¡Trágico final! Murió ex boxeador al atragantarse en un concurso de comida

En la vida hay hechos insólitos donde las personas mueren de formas poco habituales y sin duda, esta es una de ellas. El ex boxeador argentino, Mario Melo, participó en un concurso de comida donde tenía que comer la mayor cantidad de cruasanes en un minuto donde las cosas salieron mal, ya que al atragantarse sufrió un paro cardiorrespiratorio y horas después, murió.

Mario Melo se encontraba en la ‘Fiesta de la Medialuna’ en la ciudad de Pinamar, en su natal Argentina, donde estaba pasando un rato agradable e iba a hacer una de las actividades que más disfrutaba, comer. Cabe destacar que el ex boxeador argentino sufría de diabetes, pero esta no le causaba mayor molestia, pues vivía normalmente, pero todo terminó mal debido a la comida.

¡Trágico final! Murió ex boxeador al atragantarse en un concurso de comida
Foto: Desde el ring

El concurso comenzó; Mario tomó un primer cruasán y lo comió muy rápido, tomó el segundo e hizo lo mismo, pues su afán de ganar era enorme, pero ya para el tercero fue donde todo se vino abajo, ya que comenzó a atragantarse con la pieza y en su intento por reaccionar, se tiró al piso. En ese momento muchas personas creían que era una broma, pues sabían de su sentido del humor, pero el locutor al ver lo que pasaba, empezó a pedir ayuda.

 

Un bombero se encontraba entre el público, por lo que no dudó en ayudarlo. Hizo lo posible, pero la comida había creado un tapón el cual le provocó momentos después dicho paro cardiorrespiratorio; fue llevado de urgencia al hospital donde los médicos trataron de ayudarlo, pero ante la gravedad de los daños, no pudo resistir, y fue así como murió a sus 56 años de edad.

“Había comido un exceso de cruasanes y se hizo un tapón que le obstruyó la vía aérea y le provocó un paro cardiorrespiratorio“, comentó uno de los doctores.

Aida Melo, hermana de Mario, vio el concurso por televisión, donde estuvo al pendiente de las acciones y aunque en un inicio pensó que todo era broma, momentos después llegó la preocupación, pues todo salió de control.

“Pensaban que Mario estaba haciendo una broma. Mario le hacía señas al locutor, lo empujaba para decirle que no podía hablar. Cuando se mete el tercero, la otra todavía no la había tragado. Ahí aparece el locutor y le dice ‘ya está con el tiempo, prometiste que ibas a comer cinco y comiste tres’ y Mario no podía responder.

Foto: @Zonacero

El ex boxeador, quien en la década de los 90’s se consagrara como Campeón Peso Pesado en el mundo del boxeo, hoy ya está descansando en paz. Esta situación nos deja una lección para ser mucho más precavidos en este tipo de concursos, ya que la emoción o adrenalina por ganar puede ser ‘buena’, pero no para poner en riesgo la salud por un breve momento de gloria.

Comentarios