¿El efecto Trump? ‘Noticias basura’ son más compartidas que en 2016 en Estados Unidos

¿Recuerdan las noticias falsas difundidas en la campaña electoral 2018, en México? Algo similar está sucediendo en Estados Unidos, ya que los ciudadanos y ciudadanas comparten este tipo de noticias en contexto de las elecciones intermedias —en la que se elegirán 435 funcionarios de la Cámara de Representantes, 35 de los 100 lugares en el Senado y 36 gobernadores—.

Títulos como “Nuevo video demuestra que personal de la campaña de Beto O’Rourke ayuda ilegalmente a la caravana”, “Naciones Unidas: Trump debe permitir que la caravana de migrantes entre en Estados Unidos” o “El consejero especial y exdirector del FBI, Robert Mueller, acusado de violación por testigo muy creíble” son algunas de las notas que han circulado en redes sociales y que son compartidas sin ser cuestionadas por su veracidad.

De acuerdo con el estudio “Polarización, partidismo y consumo de noticias basura en redes sociales durante las elecciones parciales de Estados Unidos” (Polarization, Partisanship and Junk News Consumption on Social Media During the 2018 US Midterm Elections) realizado por  Oxford Internet Institute (OII), con las campañas electorales comenzó la proliferación de “noticias basura”.

Pero, ¿a qué se refiere con este término?

Polarización, política y “noticias basura”

Para no entrar en el juego del presidente Donald Trump sobre las “fake news”, OII utilizó el concepto de “noticias basura” —es decir, que tienen un contenido falso, de fácil consumo y que no aporta nada al contexto político social— para explicar la proliferación de información inexacta y poco verídica.

Además, el concepto de “fake news” lo ha utilizado la Casa Blanca para desacreditar a algunos medios de comunicación. Entonces, “noticias basura” queda mejor para definir a la información que más ha consumido y compartido la sociedad estadunidense en el marco de las elecciones intermedias.

Foto: Getty Images.

Y los medios señalados como una fábrica de noticias basura son Breitbart, Hannity y Gateway Pundit—que forman parte de una lista de 113 plataformas que este estudio aisló porque contienen distintos tipos de propaganda, información hiperpartidista y extrema—.

Redes sociales

De acuerdo a este reporte, desde 2016 —época electoral en la que Donald Trump logró llegar al poder tras derrotar a la demócrata Hillary Clinton— las noticias basura que circulan en Twitter ha crecido cinco puntos, con el 25% de las url o direcciones capturadas en el estudio.

En fin, en el mapa de desinformación, los memes y los anuncios son el contenido que más circula en redes sociales y suele impactar en electorado.

En este aspecto, los grupos más susceptibles o son presa fácil de las “noticias basura” son de extrema derecha y los grupos conservadores tradicionales —es decir, una de las bases que han apoyado a Donald Trump desde que asumió el poder—.

“Las noticias basura consumidas por los seguidores de Trump y la extrema derecha es ahora consumida por usuarios conservadores”, reportó. Y, ¿qué hay de los otros grupos? Por lo pronto, los grupos de izquierda también le han entrado a estos métodos pero su alcance es poco, no supera el 5% de los que consumen los progresistas.

LEER: Todo lo que tienes que saber sobre las elecciones intermedias de Estados Unidos

**Foto de portada: Getty Images.

Comentarios