¿Realmente lo necesitamos? Habrá un reboot de la franquicia de ‘Shrek’

Y en un capítulo más de “Insistimos en hacer remakes, reboots y segundas partes en lugar de crear historias nuevas”, surgió la noticia que el productor de Mi villano favorito, un hombre llamado Chris Meledandri, trabajará en el reboot de la franquicia animada de Shrek, incluida El gato con botas. Esta serie de filmes animados tienen cinco títulos en su historial que, sin ofender a nadie, fueron de mal en peor o no lograron capturar la esencia de esa primera película salida en 2001.

De acuerdo con Variety, Universal Pictures le pidió a Meledandri que retomara todas esas historias y al personaje principal, para darle un toque fresco; es decir, para presentar a Shrek, Burro, Fiona y el Gato a las nuevas generaciones de amantes de la animación y el cine en general. Ahora bien. Si algo tiene bien claro el productor, es que no quiere cambiar una de las partes más exitosas de la franquicia: las voces originales de los actores.

Si esto se toma al pie de la letra, entonces volveremos a escuchar a Mike Myers, Cameron Díaz, Eddie Murphy y Antonio Banderas, como los cuatro personajes principales. Quizá esto sea un punto a su favor; sin embargo, ¿de dónde surge la necesidad de traer de vuelta una historia que no lleva más de 10 años? Shrek Forever After, la cuarta cinta de la saga, salió apenas en 2010 mientras El gato con botas tuvo su lanzamiento un año después.  

En entrevista con el mismo medio, Meledandri dijo: “Cuando recuerdas todas esas interpretaciones vocales, te das cuenta que son geniales. Y cuando están considerando reinventar todo el caso, te encuentras sintiendo emociones nostálgicas de querer volver a escuchar sus interpretaciones… El reto para nosotros ha sido encontrar algo que de verdad no sólo sea otra cinta dentro de una serie de secuelas”.

Shrek tiene como protagonista a un ogro de un pantano que ante la llegada de criaturas mágicas de cuento, debe salvar a una princesa hechizada. Con la llegada de estos personajes, nos presentan a Burro, quien se convierte en su amigo y cómplice en lo que rescatan a Fiona, quien en las noches se convierte en ogro como parte de una maldición.

Las primeras dos entregas de la saga de Shrek fueron un éxito en todo el mundo por tratarse de un filme animado pensado para un público infantil y adulto. En otras palabras, no sólo estaba enfocado a una audiencia en específico como los clásicos de Disney. Otra de las ventajas que la franquicia presentó, fue la construcción de los personajes y su entorno tomando como referencia, precisamente, todos los cuentos e historias infantiles que pertenecen a la literatura universal.

A partir de la tercera, aunque se trate de una cuestión de gustos, la historia se debilitó y el personaje dejó de evolucionar como en las dos primeras entregas con la incursión de nuevos personajes que no tenían tanto sentido y un humor ya conocido que no presentó, por ende, nada nuevo.

¿Realmente necesitamos un reboot de Shrek? No, pero podría tratarse de una historia que recupere su éxito con una mirada fresca que tan sólo retoma a los personajes pero en un entorno nuevo. Sin embargo, tendremos que esperar a que surjan más detalles de este proyecto como fechas, directores, que confirmen si los actores originales regresan y lo más importante, la sinopsis.

Comentarios