¿Cómo se construyeron las pirámides de Egipto? Este descubrimiento podría revelarlo

Mucho se ha hablado sobre el misterio que esconden las pirámides egipcias alrededor de cómo fueron construidas, incluso, una de las teorías más fervientes es que los creadores fueron apoyados por vida extraterrestre. Sin embargo, el hallazgo de este grupo de investigadores podría haber revelado el secreto. 

De acuerdo a The Guardian, un equipo de investigadores encontró una rampa con escaleras y hoyos, lo que sugiere que los egipcios pudieron pasar los bloques por ese lugar sin necesidad de llevarlos arrastrando, haciendo esta tarea mucho más sencilla. 

como-construyeron-piramides-egipto-secreto-descubrimiento
Shutterstock

Anteriormente ya se había presentado una teoría de que los egipcios habían usado rampas para mover los bloques de piedra, sin embargo este descubrimiento, que data del periodo en el que fue construida la Pirámide de Giza, podría ser la clave de dicha teoría.

Según los investigadores de la Universidad de Liverpool, los egipcios pudieron haber usado estas rampas para desplazarse de un lugar a otro sin la necesidad de llevar los bloques. Mientras que los que se encontraban debajo iban usando postes para crear una especie de sistema de poleas, los de arriba podrían haberse encargado de tirar cuerdas y empujar.

A simple vista parece un hallazgo cualquiera, pero como explica Roland Enmarch, profesor de egiptología en la Universidad y co-director del proyecto, esto es muy significativo ya que revela que la construcción de las pirámides pudo haber sido más rápida de lo que todos creíamos. 

como-construyeron-piramides-egipto-secreto-descubrimiento
Shuterstock

El sistema que hemos descubierto permitiría que más personas ejerzan la fuerza al mismo tiempo, por lo que al ejercer más fuerza se ​​mueven los bloques más rápidamente.

Las inscripciones nos permitieron fechar la rampa alrededor del tiempo del Pharoah Khufu, o Cheops, quien construyó la Gran Pirámide. Los egiptólogos conocían desde hace mucho tiempo la cantera, así como las inscripciones que estaban allí y que se debían investigar. De hecho, Howard Carter, el descubridor de la tumba de Tutankamón, fue el que la encontró por primera vez”. 

El descubrimiento de los investigadores fue realmente una casualidad, pues inicialmente se encontraban documentando las inscripciones antiguas, pero el hallazgo fue sorprendente y en cuestión de muy poco tiempo podríamos tener finalmente en nuestras manos el secreto mejor guardado de los egipcios.

 

Comentarios