Lo que sabemos sobre la detención del presidente del Mónaco

Al Mónaco le están saliendo las cosas peor de lo que se pensaba. En lo deportivo, el club es penúltimo de la tabla general de la Ligue 1 con siete puntos; la llegada de Thierry Henry no ha sido una verdadera solución, pues en tres partidos sólo ha conseguido un empate y en Champions fue golead por el Brujas de Bélgica.

Sin embargo, los problemas más fuertes suceden fuera de la cancha, en concreto con su presidente, el millonario ruso Dmitry Rybolovle, quien previo al partido de Champions fue detenido por la policía del Principado.

Un juez monegasco ordenó su detención y el registro de su domicilio, pues el ruso es investigado por un caso de corrupción conocido como Monacogate.

La onda está así: El presidente del Mónaco tiene un pleito legal desde 2015 con un empresario suizo, de nombre Yves Bouvier por un tema de la compra de obras de arte “sobrevaloradas”.

Para encarar este caso, el directivo del Mónaco contrató a una abogada rusa, a quien ya investigan desde hace un rato después de que se conocieran mensajes en su teléfono sobre conversaciones entre Rybolovlev (el presidente del Mónaco) y el responsable de la justicia de Mónaco, algo así como el procurador si estuviéramos en México; su nombre es Philippe Narmino.

Las conversaciones revelaron detalles como cenas, regalos y viajes por parte del directivo del Mónaco hacia Narmino con el fin de ponerlo a su favor en la demanda contra el empresario suizo. Al darse a conocer estas grabaciones, Narmino renunció a su cargo en septiembre de 2017.

Por este caso es investigado el directivo ruso, quien fue detenido para testificar por 24 horas y este miércoles fue puesto en libertad “bajo control judicial”, por lo que esta historia continuará. Las autoridades de Mónaco aclararon que el caso no tiene nada que ver con la actividad del club, sin embargo todo este rollo, además del descontento de la afición por el mal momento deportivo del equipo, podría terminar en la venta del club a un grupo de inversores estadounidenses y chinos, de acuerdo con L’Equipe.

Comentarios