El desastre aún no termina: Hay riesgo de una emergencia sanitaria en Nayarit

Tras el paso del huracán Willa, en el estado de Nayarit aún no termina la emergencia. Se sabe que por el desbordamiento de los ríos San Pedro y Acaponeta el 23 de octubre pasado, las pérdidas ascienden a 10 mil millones de pesos.

De acuerdo con el gobernador Antonio Echeverría, solamente en los ocho municipios del norte del estado hay 180 mil afectados, de los cuales al menos 100 mil registran pérdidas totales.

Sin embargo, tras doce días que terminaron las inundaciones por este desastre natural, estos damnificados siguen viviendo dentro del lodo, basura y escombros. Así lo denuncian organizaciones civiles, quienes resaltan el riesgo del desarrollo de epidemias.

De acuerdo con el vocero de la organización ecologista Dignifica tus espacios, Rodrigo González, en la mayoría de los municipios más afectados del estado, el servicio del drenaje y agua potable todavía no ha sido reactivado. Lo preocupante es que el 16% de la población del estado se concentra en estas zonas.

Denuncia además que los recursos económicos y estatales que fueron destinados para hacer frente a la emergencia no son suficientes, por lo que pidió la urgente atención del gobierno federal.


Hay que mencionar que según el presidente del Congreso local, Leopoldo Domínguez González, en Tuxpan no se podrá recibir el apoyo del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) ya que el 70% de las viviendas se encuentran sobre terrenos ejidales, por lo tanto no están escriturados. 

El legislador afirmó que la declaratoria de desastre tampoco se aplica para daños en carreteras o ramales estatales. También se excluyen los apoyos para ganadería, el campo, la pesca y la alimentación.

Comentarios