Muse lanza ‘Simulation Theory’ pero, ¿qué podemos esperar de él?

Después de tres años, Muse está de vuelta con un nuevo material titulado Simulation Theory. Este disco, más allá de ser la continuación a lo que habíamos escuchado en Drones, en realidad resulta ser una cosa completamente distinta pues, desde un principio, cuando la agrupación británica comenzó a lanzar algunos cortes de este álbum, aseguró que sería una puesta en contra del gobierno, de la política y de todo lo establecido en los últimos años. A su manera, ellos querían montar una postura.

En cuanto a la música se refiere, con Simulation Theory, Muse decidió tomar diversos elementos tanto de lo viejo ya conocido como de sonidos un tanto futuristas al echar mano de sintetizadores y por supuesto, la voz de Matt Bellamy. Ante esto, tenemos una edición sencilla que cuenta con 11 tracks y otra Súper De Lujo que tiene 21 cortes.

Muse lanza 'Simulation Theory' pero, ¿qué podemos esperar de él?
Esta es la portada del disco de Muse, Simulation Theory.

A partir del doceavo track, nos encontramos con la sorpresa de que hay versiones y realidades alternativas, colaboraciones de bandas, versiones acústicas, en vivo, góspel e incluso instrumentales. Toda una variedad de experimentaciones con las cuales Muse le da un toque completamente distinto a esta producción y que al parecer, en ningún momento decepcionó a sus fans.

La producción contó con la participación de Timbaland e incluso el arte del disco tuvo varias ediciones y participaciones de artistas visuales. Por ejemplo Kyle Lambert, quien es altamente reconocido pro su póster de Stranger Things y Jurassic Park o bien, Paul Shopper, quien fue el encargado de ilustrar la versión súper de lujo y que anteriormente dio vida a los pósters de Star Wars: The Last Jedi y Avengers: Infinity War.

Muse lanza 'Simulation Theory' pero, ¿qué podemos esperar de él?

Entonces, para Simulation Theory, Muse echó la casa por la ventana. No se detuvo en cuanto a colaboraciones y creatividad se refiere. Decidió arriesgarlo todo y tener como resultado un disco osado, que cuenta con varios cortes bastante buenos tanto en letra como melodía, pero que también tiene otros muy flojos que rememoran a lo que hemos venido escuchando desde hace muchos años, que no es nada nuevo ni novedoso. Varios cortes de esta placa podrían ser removidos excepto aquellos en los que la agrupación decide darle otros toques, mostrar que lo suyo, más allá de la fórmula ya establecida que los llevó al éxito, también es la improvisación y sobre todo, la superproducción.

Comentarios