Música

“Me sentía como un tanque vacío”: Bruce Springsteen revela lucha con problemas mentales

Cuando pensamos en un actor o actriz, músico o celebridad, inmediatamente relacionamos su imagen o figura con éxito y todos los elementos que culturalmente hablando, asociamos a una buena vida: dinero, fama, compañía, seguridad y demás. Sin embargo, la realidad nos ha mostrado en los últimos años que es totalmente contraria, que a veces se nos olvida que se trata de seres humanos con problemas que luchan constantemente contra sí mismos y un entorno hostil que los rodea.

Cuando decimos “los últimos años”, hacemos referencia directa al hecho de que muchos personajes de la industria de la moda, música y entretenimiento, se han quitado la vida en un acto desesperado y una lucha silenciosa contra diversos trastornos mentales como la depresión, estrés y ansiedad, sobre todas las demás. Una de las causas a estos problemas, sin duda, es que difícilmente se habla del tema, o bien, pocas veces una persona revela que se encuentra en crisis por temor a la presión de los medios y el juicio público que poco o nada entiende su situación.

Sin embargo, acompañado de la crisis social que hemos visto y la muerte de varias celebridades, también se abre la posibilidad de que ellos mismos, los que no han caído en la desesperación o han pedido ayuda, comiencen a hablar del tema de forma pública para ayudar a otros. Por ejemplo, durante la presentación de Imagine Dragons en el Corona Capital 2018, el vocalista Dan Reynolds se dirigió al público y reveló que ha vivido puntos vulnerables y de crisis en su vida como seguramente muchas personas del público también han atravesado. ¿El mensaje? Busquen ayuda, sobre todo ayuda profesional, y hablen del tema.

Ahora fue el turno de Bruce Springsteen, uno de los iconos de la música, quien en una entrevista muy personal con Esquire, habló sobre su lucha desde hace muchos años contra distintas enfermedades mentales. Desde su adolescencia, Springsteen batalló contra la depresión como resultado de una complicada relación con su padre, quien también presentaba problemas de salud mental. “Cuando era un niño, entrando en mi adolescencia, me sentía como un tanque muy vacío. Y no fue hasta que comencé a llenarlo con música, que pude sentir un poder personal y el impacto que tenía con mis amigos y el pequeño mundo que me rodeaba. Comencé a percibir un sentido de mí mismo. Pero en verdad salí de un lugar vacío”.

Habló de cómo la personalidad de su madre, dulce y compasiva, lo ayudó a “alinear” su espíritu a pesar de que esas características como la amabilidad eran consideradas por su padre como debilidad u algo que rechazaba de la naturaleza de Bruce Springsteen. También está la edad y lo complicado de crecer y envejecer: “Todo lo que sé es que mientras envejecemos, el peso de todo lo que traemos cargando se hace más grande… más pesado… Hace mucho, las defensas que construí para soportar el estrés de mi niñez, para salvar lo que quedaba de mi, dejaron de ser útiles y me convertí en un abusador de los poderes que me quedaban”.

De acuerdo con la editorial del mismo medio, cada que Springsteen comienza un concierto, dice “ADN” a pesar de ser un músico mucho más espiritual que científico. Sin embargo, todo tiene una razón y la de él para pronunciar esta palabra como un ritual, es responderse con la música la  pregunta siguiente: “¿Estoy limitado a mi ADN o puedo definir quién soy?”

Springsteen, con una vida marcada por la constante lucha contra la depresión, ahora detecta las señales de algo grave relacionado al tema: “He tenido encuentros cercanos con los problemas mentales donde sé que no estoy del todo bien. He tenido que lidiar con ellos a través de los años y tomó medicamentos que me mantienen en camino. Pero por otro lado, puedo desviarme de forma dramática y, simplemente, las ruedas se salen de la línea. Así que debemos tener a nuestra familia. Debo cuidar a  mis hijos, y ver lo suertudo que he sido. Ha estado presente en mi familia desde antes que mi padre”.

Comentarios