Copa Libertadores

Gobierno de España acepta la Final de la Copa Libertadores entre River y Boca

No será Qatar ni Emiratos Árabes. La sede de la Final de la Copa Libertadores se disputará en España, de acuerdo a la confirmación del propio presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, quien aseguró que se cuentan con los elementos necesarios para garantizar la seguridad y también una buena organización.

El mandatario confirmó la disposición por parte de su país para llevar a cabo el partido de vuelta entre River Plate y Boca Juniors mientras se trasladaba a Argentina, para participar en el G-20, que tiene como sede la ciudad de Buenos Aires y adelantó que los cuerpos de seguridad se encuentran trabajando desde ya para garantizar que el partido se lleve a cabo al fin, después de ser suspendido desde el 24 de noviembre, tras las actos de violencia por parte de aficionados de River, que atacaron el autobús en el que eran trasladados los jugadores de Boca.

“España está dispuesta a organizar la final de la Copa Libertadores entre Boca y River. Las FCSE (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado) y los servicios implicados, con amplia experiencia en dispositivos de este tipo, trabajan ya en el despliegue necesario para garantizar la seguridad del evento“, escribió en su cuenta de Twitter.

A falta de la confirmación de Conmebol, el partido se jugará en el estadio Santiago Bernabéu, tras las negociaciones entre la propia Conmebol, FIFA, UEFA, Federación Española de Futbol y el Real Madrid, dueño del Bernabéu.

De acuerdo con información de El País, durante la tarde de este jueves, la Delegación de del Gobierno de Madrid y la Policía española recibieron a una comitiva de la Conmebol y FIFA, que solicitó de manera formal que el partido entre River y Boca se dispute en el Bernabéu y la fecha tentativa sería el domingo 9 de diciembre.

Las negociaciones y estarían avanzadas en un 90 por ciento, por lo que se estudiarían las estrategias necesarias para garantizar la seguridad antes, durante y después del partido.

Sin embargo, ahora el reto es convencer a Boca Juniors, que ha manifestado en repetidas ocasiones que no quiere jugar el partido de vuelta, pues apela al reglamento para que se le dé el título al ser víctima de los actos de violencia en el que al menos cuatro jugadores resultaron afectados, por lo que recurrirá al TAS.

Comentarios