Mundo

¡Va uno más! El Chupeta, capo colombiano, testificó en contra del Chapo en Nueva York

Este jueves en el juicio en contra del narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán, la fiscalía llamó a declarar a otro testigo clave para el caso: un capo colombiano que fue uno de los principales proveedores del Chapo, llamado Juan Carlos “Chupeta” Ramírez Abadía.

De acuerdo con el testimonio, en cooperación con el capo mexicano logró mandar más de 400 toneladas de cocaína a Estados Unidos, más o menos desde 1989 hasta que fue arrestado en 2007, en Sao Paolo, Brasil.

El Chupeta, exlíder del Cártel del Norte del Valle, explicó que sus “cocineros” fabricaban la cocaína en laboratorios, lo que le permitió convertirse, junto con Miguel Rodríguez Orejuela del cartel de Cali, en los proveedores más importantes de cocaína para el Cártel de Sinaloa.


Y no fue lo único. Antes de ser capturado, el Chupeta confesó que mandó a matar a más o menos 150 personas, además de que cuando le cayó la policía, le incautaron mil millones de dólares.

Explicó que se reunió más de 10 veces con el Chapo, sin embargo, su apariencia fue modificada varias veces mediante cirugías para evitar ser capturado: se operó las orejas, los pómulos, los ojos, la nariz y la mandíbula.

Dijo que el Chapo le pedía que le enviara la mayor cantidad de droga posible y que la colocara dentro de latas de chiles jalapeños para poder llevarlas hasta Los Ángeles, en Estados Unidos. El Chupeta se encargaría de vender la droga en Nueva York.


El capo colombiano narró que la primera vez que se reunió con el Chapo fue en 1990, en la Ciudad de México. En esa ocasión acordaron el envío de cinco aviones desde Colombia con aproximadamente 4 mil kilogramos de cocaína, misma que fue recibida en una pista cercana a Los Mochis, en Sinaloa.

La descarga fue rápida y la policía federal los protegió en todo momento. El cobro del Chapo era quedarse un 40% de la droga, un porcentaje más de lo que le cobraban otros narcotraficantes pero llegaba “súper rápido a Estados Unidos”.

Para hacer esta declaración aún más impactante, la fiscalía de Estados Unidos puso sobre la mesa, frente al jurado, 10 kilogramos de cocaína.

Comentarios